David Rocha, entrenador de la AD Mérida.

 

El técnico del conjunto local, tras el encuentro, indicó que, “como sabíamos, sería muy complicado. Creo que hemos entrado bastante bien en el partido y con alguna ocasión de gol. En algunas situaciones iba a pasar de no apretar bien y que nos pillaran a la contra. Íbamos a sufrir y ahí hemos empezado a dudar. Ese ha sido el momento de saltar a esa presión, han encontrado a Kike o a Kuki que se descolgaban muchísimo, la llevaban por fuera y nos hacían mucho daño”, y ha añadido, “sabíamos que hoy íbamos a jugar a la ruleta rusa y en alguna nos podía salir en cara y en otra cruz. Sabíamos que nos enfrentamos, quizás en este momento, al mejor equipo del grupo”.

Sobre la segunda parte, David Rocha ha destacado una mejora significativa, “la diferencia es que no hemos dudado en ningún momento en apretar arriba. No había nadie que reculara hacia atrás, todo el mundo apretaba a jugar de espalda y hemos tenido muchas situaciones de robar alto y poder finalizar. Y luego con el balón es verdad, hemos estado mucho más seguros, sabiendo en cada momento lo que tocaba, o casi en cada momento lo que tocaba, llevándola por fuera para evitar que en este caso Diarra, que, en esas situaciones de apretar por la espalda son muy intensos y nos la pudieran a robar. Hemos conseguido un punto que va a ser bueno al final de temporada y que incluso podíamos haber ganado el partido”. Sin embargo, ha señalado que, “nos ha faltado un poco de fondo de armario en la segunda parte, porque cuando Chuma y Javi se les ha acabado la gasolina, pues no tenemos ese fondo que hemos tenido quizás en los partidos anteriores”.

Rocha ha expresado su satisfacción, “estoy muy contento con la reacción del equipo, por cómo aprietan, por cómo confían, por cómo son capaces de remontar situaciones adversas. Hoy el lema del club nos ha honrado muy bien. Esto nos debe de haber reforzado de cara a los próximos partidos”.

En cuanto a la estrategia y la preparación para los próximos encuentros se ha ganado la batalla de las tarjetas, “sí, era una situación que no la puedes controlar, el juego pasa todo muy rápido, pero sí que hemos intentado cuidarla un poco, de no acumular muchas bajas para la semana siguiente”.

Finalmente, Rocha ha reafirmado la capacidad del equipo para enfrentar futuros desafíos y se reafirma, “creyendo así y apretando como apretamos en la segunda parte, le podemos ganar a cualquiera. Digo siempre lo mismo, igual soy un poco repetitivo, podemos perder con cualquiera también, pero con este nivel podemos ganar cualquier partido, y más en casa, cuando la gente está así”.