Imagen del partido CD Pozoblanco-Ciudad de Lucena. | CdL.

 

No ha sido un buen partido el disputado en el Polideportivo Municipal de Pozoblanco. El conjunto lucentino marcó en los últimos minutos por medio de Carlos García con un disparo esquinado desde el área grande y el segundo en un penalti que transformó Nacho Fernández en el tiempo añadido.

Comenzó el encuentro como cualquier derbi, con respeto mutuo y sin aspavientos. Los dos equipos quisieron contemporizar el juego, aunque el Pozoblanco no arriesgó demasiado al tener conseguida la permanencia. El Ciudad de Lucena tenía mucho que perder, sin más remedio tenía que ganar para seguir con todas las posibilidades de poder participar en la liguilla de ascenso, por eso dio un paso adelante y sus ataques fueron más constantes, pero sin profundidad.

El CD Pozoblanco avisó por medio de Zara que con un zapatazo estrelló el balón en la madera. El juego nada vistoso hizo que se llegase al final de la primera mitad con tranquilidad en el vestuario local y con algunos nervios en el visitante. Al final de los cuarenta y cinco minutos se llega con empate a cero y sin nada más destacable.

La segunda parte fue más de los mismo, escaso juego y sin suerte al finalizar las jugadas. Se movieron los banquillos y eso daba esperanzas de ver otro partido. La tónica fue similar, el Ciudad de Lucena necesitaba la victoria y sus llegadas fueron algo más peligrosas. El equipo de Antonio Jesús Cobos hacía su partido, no renunciaba a nada y sin dejar hacer al conjunto visitante que sus ataques no inquietaban la meta de Christian. Últimos minutos de nervios para ambos equipos, si alguien no remediaba esto el partido terminaría en tablas y marcó el más listo de la clase, Carlos García que recibió el esférico en la esquina del área grande y sin pensarlo cruzó el balón al palo contrario consiguiendo una mínima ventaja en el marcador. Todavía quedaban cinco minutos más el alargue para la finalización del partido.

La tranquilidad para el equipo de Dimas Carrasco llegó al señalar el colegiado un penalti cometido por Machado, que le sirvió al jugador pozoalbense para recibir la segunda amarilla y por consiguiente la roja, que le invitaba a abandonar el terreno de juego. La pena máxima fue ejecutada por Nacho Fernández que salió en la segunda mitad y estaba algo más fresco y con ganas de aportar. El segundo tanto visitante subía al marcador y ya no hubo tiempo para nada más, un momento después el colegiado granadino Cristóbal Muñoz Arjona señaló en camino de los vestuarios.


CD Pozoblanco 0-2 Ciudad de Lucena

CD Pozoblanco: Christian, Ángel García, Agus, Machado, David García (Morillo, 66’),
Gámiz, Jaime Almagro (León, 8’), Samu (Moha, 46’), Manu Moya, Tommy Montenegro
(Fran Gómez, 66’) y Zara (Moro, 74’).

Ciudad de Lucena: Jesús Navajas, Rafa Manosalva, Joel Armengol (Nacho Fernández, 
46’), Zequi (Salvi Blázquez, 87’), Marcos Pérez, Mario Ruiz (Iván Henares, 58’), Javi 
Forján (Miguel Espinar, 73’), Joao, Carlos García, Antonio y Chucky.

Goles: 0-1 (84’) Carlos García. 0-2 (90’) Nacho Fernández, de penalti.

Árbitro: Muñoz Arjona, de Granada. Mostró tarjeta amarilla a los locales Christian, 
Tommy Montenegro y Manu Moya, y a Joao, Miguel Espinar y Mario Ruiz por los 
visitantes. Expulsó por doble amarilla al jugador local Machado y al segundo entrenador
visitante, David Carrasco, con roja directa por protestar desde el banquillo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 33ª jornada de Tercera RFEF, Grupo X,
disputado en el Polideportivo Municipal de Pozoblanco ante unos 400 espectadores.

Al final del partido los entrenadores pasaron por la sala de prensa del municipal pozoalbense. El primero fue Dimas Carrasco, entrenador del equipo lucentino, que se mostró contento con el resultado no así con el juego.

 

Después llegó el turno de Antonio Jesús Cobos, técnico del CD Pozoblanco, que está satisfecho con el objetivo conseguido de mantener la categoría, pero que puso todo el empeño para ganar este encuentro y quedar en mejor situación en la tabla clasificatoria.