Miguel de las Cuevas cumple 100 partidos con el Córdoba CF. | golsur.com

 

El futbolista alicantino se mostró muy contento por la victoria y a la vez emocionado por el centenario que cumplió en El Arcángel. El míster ya lo había dejado claro que él deseaba tener al mediocampista cien partidos más a lo que el goleador bromeó comentando que si el “entrenador lo dice hay que hacerle caso”.

Ha sido “el centenario perfecto”, así lo tituló el propio jugador por el cariño que nota por parte “de la afición, de la gente del club, de los compañeros y de la gente que le apoya”. Y que él lo nota en el día a día, algo que es para él “felicidad y cosas buenas”.

Miguel de las Cuevas ha dejado claro que se queda con el “día adía, el camino, donde él disfruta”. Ha tenido un grato recuerdo de todos los compañeros con los que ha compartido vestuario en estos cuatro años que lleva en el club para los que tuvo palabras de agradecimiento y de los que guarda un “buen recuerdo”. En relación a la camiseta que le ha entregado por la gesta, el consejero delegado de la entidad, Javier González Calvo, recalcó que irá a su museo personal.

El alicantino comentó que aunque nunca había ascendido de otra manera que no fuera por eliminatorias de play-off, deseó que la UD Montijo les echara una mano para “celebrarlo en Las Tendillas” con los cordobesistas.  Y que en días como el de su celebración por los cien partidos y la victoria ante el CF Villanovense, hacen olvidarlos otros cuatro años. Aunque, reconoció que de las cosas malas se aprende, se hace más fuerte y se crea un mayor vínculo con el club.

El capitán del Córdoba CF, finalizó la rueda de prensa con estas palabras “ya lo dije cuando bajamos de Segunda División, que mi objetivo era devolver al Córdoba CF por lo menos a esa categoría y ese es mi objetivo. Ojalá el año que viene haya otro ascenso”.