José Manuel Pérez, técnico del Xerez DFC. | golsur.com

 

El preparador del equipo xerecista se mostró seguro ante las preguntas de los medios recalcando que hasta el 2-0 su equipo estuvo luchando por la victoria o incluso por el empate, con la diferencia más que reseñable de “la efectividad, ellos de cuatro han conseguido dos goles y nosotros no hemos estado acertados”. El entrenador remarcó que había dos maneras de ir a El Arcángel: defender la portería, aguantar el chaparrón, buscar algún contrataque y jugada ensayada o intentar “tutear a Córdoba”.

Otro de los puntos que considera importantes fue la cantidad de adversidades que tuvo que sobreponerse durante el choque, como la lesión de Javilillo y en la segunda parte intentamos afrontar de manera valiente intentando recortar distancias. Hemos visto que ellos a la contra en la primera que han tenido han ampliado la ventaja y ahí moralmente nos ha afectado un poco más y nos ha costado más levantarnos”.

Consideró también que uno de los puntos a trabajar “es la falta de cierta inteligencia y agresividad en las transiciones de ataque-defensa”, intentando si no se consigue recuperar el esférico, “realizar una falta táctica”. En relación a lo positivo de este duelo considera que la visita a El Arcángel es un día histórico para el club tanto “a nivel deportivo como institucional. Es un paso importante del cual debíamos disfrutar todo”, dijo el técnico, para continuar que les hubiera gustado regalar tanto a la afición que se desplazó como a la que estuvo viendo el duelo desde casa ”un mejor partido y mejor resultado”.

En relación a las nuevas incorporaciones, considera que Urtzi, Poley y David Grande se irán integrando cada vez más y serán futbolistas que les “aportarán cosas”.