Miguel de la Cuevas celebra el segundo gol del Córdoba marcado por él mismo. | CCF.

 

El Córdoba Club de Fútbol venció al Al-Khalidiya en el primero de los dos duelos en el stage que está realizando en Bahréin. Un doblete de Casas y un gol de Miguel de las Cuevas fueron los artífices del 1-3 con el que el choque acabó los 90 minutos. El ’10’ cordobesista dejó su impresión del choque.

Para el alicantino fue un partido competido, ante un rival que les exigió. Sin embargo, como el mismo capitán relató “el equipo siempre sale a ganar. No sirve para ganar puntos, pero sí de autoestima y demostrar que no hay amistosos”, continuó.

En relación a la pretemporada que está realizando en este parón el club, remarcó que es una gozada el estar allí con el objetivo de hacer piña, aunque reconoció que siempre hubo buen ambiente “se está pasando rápido y eso es buena señal”, expuso el capitán cordobesista.

En cuanto al cambio dado por el club en el que pasó de no tener para ir a Murcia hace un par de temporadas y ahora estar en el país árabe, reconoció que “somos unos privilegiados y que debemos estar muy agradecidos de aquellos que están detrás del club y que nos apoyan en todo”. Remarcó que en la entidad solo se habla de fútbol y es algo positivo.

Para terminar, añadió que el club está creciendo, se están sentando unas bases y que deseaba que en “dos o tres años el Córdoba CF esté donde se merece que es”, según él “en el fútbol profesional”.