María del Mar Uceda, nuevo fichaje del Deportivo Córdoba FS. | DC.

 

Será la segunda etapa de María en la entidad deportivista, donde ya jugó durante ocho años entre 2001 y 2009; la propia protagonista reconoce que “tenía ganas de regresar y lo hago con ilusión y con muchas ganas de jugar y demostrar lo que creo que tengo todavía dentro… A mí me escribió Pablo García para preguntarme ‘¿te interesaría jugar en Segunda división?’ y yo le dije que me venía con fuerzas y tenía el gusanillo de volver, pero por motivos laborales no estaba segura de si me iba a poder comprometer al 100% pero luego ya hablé con él. También tiene su cuota de “culpa” mi prima Inma Sojo a la hora de convencerme”.

 

Para quienes no la recuerden de su pasado en el cuadro califal, la exjugadora de La Rambla -fútbol 11- y Benamejí FS se autodefine como “una jugadora diestra que se desempeña de ala-pívot. Me considero una futbolista con fuerza, carácter, velocidad y buen disparo, y creo que puedo aportar también experiencia al equipo e ilusión gracias a la trayectoria que he tenido”.

 

María contribuyó a escribir algunas de las páginas más brillantes de la historia del Deportivo Córdoba, como cuando en junio de 2005 firmó cinco goles en el encuentro del ascenso ante el Funeraria Apóstol gallego, o con el título de División de Honor conquistado en su última campaña. “Fueron muchos momentos muy buenos, una experiencia que la voy a recordar toda mi vida, empezando por la temporada en que conseguimos el ascenso, en 2004/05, un año inolvidable, y luego cuando ganamos la Liga en 2009 y nos proclamamos campeonas de España… se me pone hasta el vello de punta al recordarlo”, asegura.

 

Ni el Deportivo Córdoba es un club desconocido para María ni lo serán la mayoría de sus compañeras, con algunas de las cuales ya ha coincidido anteriormente. “Hay un buen grupo, que se ha formado una buena piña en el vestuario y en ese sentido creo que voy a congeniar bien. A la mayoría del equipo ya lo conozco: a Rocío Gracia, Inma Sojo, Lau, Neiva, Marixu… y a las demás sí las he visto jugar, pero no de conocernos directamente, aunque tengo ganas de verlas, claro”, afirma la jugadora de Fernán-Núñez.

 

Y con la mente puesta en el curso que ya mismo comienza, María espera “incorporarme bien al equipo y ayudar para llegar a lo máximo posible y estar arriba. Yo creo que es un equipo fuerte y bueno que puede estar en lo más alto y pelear la fase de ascenso; lo considero un aspirante a subir a Primera y ya lo demostró la temporada pasada, pero no tuvo suerte”.