golsur.com
Imagen del partido AD Ceuta-Ciuda de Lucena. | Javier Vereda.

 

Después de una semana complicada con cruce de declaraciones incluida, el conjunto lucentino, llegaba a Ceuta con la intención de firmar un buen debut y dejando claro que dos no discuten si uno de ellos no quiere.

Los comentarios poco afortunados, realizados por el técnico de la AD Ceuta, José Juan Romero, poniendo en tela de juicio la profesionalidad del plantel celeste tales como “eso de que no están entrenando no se lo cree nadie”, añadió más leña al fuego “quizás la ciudad de Ceuta no debería dejar entrar al Ciudad de Lucena”, no hicieron mella en los planes de la expedición lucentina que cumplió con aquello de ¡Veni, vidi. Vici ! frase pronunciada por Julio César, tras su victoria en la batalla de Zela.

Con esta victoria, el Ciudad de Lucena rompe una racha de cinco enfrentamientos sin conocer la victoria frente a los ceutíes, a quienes no habían conseguido marcar nunca.

Una primera parte en la que el Ciudad de Lucena comenzó bien posicionado en el campo, teniendo la primera ocasión, sin embargo serían los ceutíes quienes abrirían el marcador. En el minuto tres una colada de Aisar por la derecha terminó con un centro pasado que aprovechó Reina para batir al portero Adri Soto. Desde ese momento los locales se replegaron en un bloque medio bajo sujetando los ataques celestes. La posición y la iniciativa correspondía a los de Dimas Carrasco, quienes volcaban sus ataques una y otra vez en la banda izquierda, donde Michael Conejero intentaba desbordar a su par y poner balones para un Juan Delgado siempre muy marcado.

En el minuto 18 un buen centro de Michael Conejero lo remata de cabeza Juan Delgado obligando a Isi Jareño a despejar con muchos apuros. Los aracelitanos seguían mandando en el partido y buscando la igualada ante los caballas, las ocasiones no eran continuas, pero si lo suficiente como para premiar el juego de los visitantes. El premio llegaría en el minuto 31’ cuando la defensa local despejó un balón en corto y Michael Conejero con pierna derecha batía por alto al guardameta Isi Jareño que nada pudo hacer por evitar el tanto. Una igualada que daba valor al trabajo de los lucentinos, quienes siguieron insistiendo antes del descanso para buscar el segundo gol que les adelantase antes del descanso, algo que no sucedería, 1-1 y los dos equipos a los vestuarios.

El inicio del segundo período dejó entrever que la actitud local había cambiado, el juego de los de Romero intentaba ser más vertical con presión más alta intentando recuperar cerca del área rival. Dimas dejó en la ducha al central Chucky para dar entrada al mexicano Alan, con lo que Salvi pasó a ejercer de central y Víctor Morillo de lateral zurdo, mientras que Michael Conejero se cambiaba de banda para ocupar la diestra.

El jugador más incisivo de los ceutíes, el joven Aisar, realizó una ruptura a la espalda de la defensa celeste para plantarse solo ante Adri Soto, la fortuna sonrió al cuadro de Dimas ya que el cuero se perdió a la izquierda de la portería lucentina. Poco después repetiría suerte el delantero caballa en el 58’, repetición de la anterior ocasión con resultado distinto, ahora sí acertó con las redes lucentinas para poner el 2-1 en el marcador. Los de Lucena no se descompusieron y en el 64’ era Toni Pérez con un disparo lejano que a punto estuvo de sorprender al portero local, quien resolvió cediendo a corner. Un saque de esquina que terminó con el balón en los pies de Víctor Morillo al que fue entrado en falta por León cometiendo penalti, que transformaría Juan Delgado en el minuto 66’ engañando a Isi Jareño y poniendo de nuevo las tablas en el luminoso del José Martínez ‘Pirri’. Con 2-2 en el marcador se afrontaban los últimos 24 minutos de un encuentro que todavía no estaba decidido.

Los cambios trajeron consigo otro partido, donde cualquier error podría significar la derrota, el cansancio y el miedo a fallar estaba presente en los dos equipos. Con un juego quizás más desordenado dentro de un orden, cada equipo intentaba llevarse el partido a su terreno. Los de Dimas Carrasco fieles a su estilo, mientras que los de Romero buscaban más la verticalidad, como arma para llegar a los dominios del portal celeste. El desenlace del partido llegaría en el minuto 77’ cuando Adrián Ruiz filtró un balón por el carril izquierdo donde el mexicano Alan controló y desde el vértice derecho del área grande caballa y con pierna derecha, colocar un balón imposible para el portero local, a pesar de la estirada de este hacia la escuadra izquierda del portal caballa. Afalta de trece minutos más la prolongación el Ciudad de Lucena había dado la vuelta al marcador (2-3).

La recta final del encuentro fue de una tensión acorde a la importancia del mismo, el colegiado anuló un gol local por falta sobre el portero lucentino, mientras que un resbalón de Chakir fue reclamado como pena máxima sin que el colegiado accediera a la petición blanca.

AD Ceuta 2-3 Ciudad de Lucena

AD Ceuta: Isi Jareño, Benji, Capa, Víctor, David Castro, Misffut, David León, Melo (Jalid, 65’), Aisar (Hinojosa, 77’), Ismael (Chakir, 77’) y Reina.

Ciudad de Lucena: Adri Soto, Marcos, Gallardo, Chucky (Alan, 46’), Salvi, Toni Pérez (Zurdo, 65’), Adri Ruiz, Nacho, Víctor Morillo (Álvaro Pérez, 82’), Delgado (Guille, 88’) y Michael Conejero.

Goles: 1-0 (3’) Reina. 1-1 (31’), Michael. 2-1 (58), Aisar. 2-2 (66’), Juan Delgado. 2-3  (77’), Alan.

Árbitro: José Manuel Viñolo Payán (Sevilla). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales David Castro, David León, Reina, Hinojosa y Chakir. Expulsó con roja directa al portero suplente Maqueda y al segundo entrenador local Sergio Castaño. Por los visitantes vieron cartulina amarilla Chucky y Víctor Morillo, expulsó por doble amarilla a Michael Conejero en el 90’.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del play-off de ascenso a Segunda División RFEF, disputado en el Estadio José Martínez ‘Pirri’ de Ceuta, sin aficionados en las gradas.

Una vez finalizado el encuentro, Dimas Carrasco atendió a la prensa ceutí.

 

Después, el técnico de la AD Ceuta, José Juan Romero, compareció ante los medios.