golsur.com
Las jugadoras del Adesal celebran su victoria en Santander ante el Balonmano pereda. | Adesal.

 

Todas las permanencias de categoría encierran una agonía extra, un sufrimiento mayor. Y, por suerte, el Adesal está demostrando que ha sabido vacunarse a tiempo para estar la próxima temporada en la Liga Guerreras Iberdrola. Por lo pronto, sigue fuera del descenso después de superar al Pereda en un partido tenso y con tanto suspense que sólo tuvo un marcador definitivo a falta de seis segundos cuando Camila Bonazzola hizo un gol que se podría considerar de oro.

Esa tendencia se vio en la primera parte. Adesal y Pereda no lograban más de un gol de renta, alternando un comienzo muy lúcido con otras etapas grises en las que les costaba marcar en exceso. Ahí, por cierto, el Adesal se encontró con una excelsa Sol Ceballos. Sólo llegando al final de la primera parte se vio algo distinto. En el minuto 28, el Pereda se distanció con dos goles, algo que neutralizaron las fuensantinas con un tiempo muerto de Rafael Moreno. Al descanso, empate a 12 y todo por decidir en la segunda parte.

Y este periodo comenzó bien. El Adesal sorteó un par de exclusiones y hasta disfrutó de una renta de tres tantos a favor. Parecía que podía vivir un partido distinto, parecido al de Zuazo. Sin embargo, las locales reaccionaron, igualaron y hasta establecieron una renta de tres a su favor con la guillotina del tiempo amenazando a las fuensantinas.

Y éstas reaccionaron de la mejor manera. Amanda Valero hizo mejor la defensa que subió en intensidad, Agus López, en modo Doña Agustina, asumió la responsabilidad para llevar al empate a 21 y entre Roda y Gleinys Reyes propiciaron el gol de la remontada. La oriolana forzó un siete metros que la cubana no desaprovechó. Quedaba un minuto por jugar y el Pereda empató a 22 a falta de 32 segundos. El Adesal afrontó con maestría ese segmento del partido, Camila Bonazzola se cobró aquellas que el destino le había negado en precedentes como los de Morvedre o Salud. Una merecida gloria que hacía más dulce un partido con agonía.

Balonmano Pereda 22-23 CD Adesal

Pereda: Ceballos; Blanco (2), Rodríguez (3), Brull, Fernández (2), González (1) y Sáez (4) -siete inicial-, Sainz, De Souza, Pellón, Hiraldo (5), Barquín (4), Verónica, Leire, Claudia y Zuleika (1).

Adesal: Valero, Bonazzola (6), Roda (2), Reyes (2), Chelaru (2), Guerisoli y Agus López (8) -siete inicial-, Isic (1), Álvarez, González, Vacas (1), Ruiz (1) y García.

Parciales: 3-3, 5-5, 7-6, 8-7, 10-9, 12-12 (descanso), 12-14, 15-15, 15-15 19-16, 21-19 y 22-23.

Árbitros: Estellés y Montero. Excluyeron a Zuleika y Blanco por las locales, y a Álvarez y Agus López por las visitantes.