golsur.com
Jugadores, directiva, técnicos y afición del CD Pozoblanco celebran su clasificación en la sexta plaza. | CDP.

 

Era un partido en que podría pasar cualquier cosa, se podía catalogar de resultado incierto hasta el final del choque. El Córdoba B partía como favorito en la contienda que debía disputarse en el Polideportivo Municipal de Pozoblanco. El choque comienza con el lógico respeto de los contendientes que se apuestan mucho en esta partida. No expusieron su poder  en demasía a lo largo de los primeros compases hasta ver por dónde atacarían las artillerías. Llegado el minuto doce, Álex Marín se encarga de poner por delante a su equipo (0-1). Hubo más ocasiones que los porteros y las defensas despejaron rápidamente sin contemplaciones. La delantera cordobesista estuvo muy activa, es el caso de Luismi, Ale Marín y Diego Domínguez. Los locales se defendían con orden a la espera una contra que le pudiera hacer daño. Se llega al final de los primeros 45 minutos con mínima ventaja visitante.

A la vuelta, el juego se reanuda con el mismo once en cada bando, no hay cambios. El filial se planta bien sobre el césped del municipal pozoalbense, sigue atacando con insistencia la meta de Javi Dela, tiene prisa por dejar esto finiquitado y en el 53’ marca Álex Marín el segundo (0-2). El CD Pozoblanco no baja los brazos y continúa en la pelea, aunque ya nada tienen que hacer o eso parecía con ese resultado adverso.

En Puente Genil estaban pendientes del partido que se jugaba en Pozoblanco. El Córdoba B dependía de sí mismo, el Puente Genil estaba a merced del resultado que se diese en el Valle de los Pedroches, incluso derrotando al Sevilla C nada tenían que hacer y la tercera plaza sería para el filial. Todo comienza cuando las manecillas del reloj marcan el ecuador del segundo acto. El Puente Genil se adelanta en el 67’ sobre el Sevilla C. El conjunto vallesano acorta distancias en el 73’, obra de Morillo (1-2). Los nervios aparecen en los dos campos de fútbol del norte y sur de la provincia de Córdoba, en los banquillos, en la grada, aquí todo el mundo tiembla.

No sabemos si en la ficción habría algún autor capaz de plasmar el final de este partido. Ni en los mejores sueños de los jugadores de un equipo modesto como el CD Pozoblanco verían cómo, tres minutos después, en el 73’, un preciso remate de cabeza de Zara, a la salida de un saque de esquina, igualaba el marcador. La convicción se apodera de los jugadores locales están sacando fuerzas de donde no las hay y lo pelean todo, el Córdoba B no esperaba esta reacción local. Todavía faltaba la guinda del acorde final, la banda pozoalbense guardaba para el final la mayor de las sorpresas de esta última jornada. Los chicos de Germán crespo veían como el partido se les iba de las manos y tenían un minuto más el descuento para desnivelar el marcador. En un saque de esquina llega al área local hasta Javi Romero, portero visitante para rematar. Nadie espera que el balón llegue de rechace a un jugador local, que sin pensarlo lo envía al centro del campo, donde Brian Triviño está solo para recorrer unos metros de su parcela y todo el terreno de juego del Córdoba B. Finalmente llega hasta casi la línea de gol y marca el tercero para el equipo local. La locura está en el CD Pozoblanco -y en Puente Genil-, todo el mundo salta de alegría celebrando la remontada y a la vez certifica la sexta plaza.

Se llega al término del partido con esa sensacional remontada local en la que la intensidad, ganas y empeño dibujaron un final de infarto. Hacía mucho tiempo que no se vibraba de esta manera en el municipal vallesano. Por lo tanto, el Sevilla C jugará por salvarse del descenso; el Puente Genil se queda en la tercera plaza y jugará el play-off de ascenso; el Córdoba B se queda en la cuarta plaza y el CD Pozoblanco sube hasta la sexta posición, un equipo que estaba en puestos de descenso y que el míster Emilio Fajardo ha pulido tanto para sacarle este resplandeciente brillo.

No es normal lo acontecido en veintitrés minutos en este “maldito” deporte, que a veces, nos llega a quitar el sueño. Esta es la grandeza del fútbol.

CD Pozoblanco 3-2 Córdoba CF B

CD Pozoblanco: Javier Dela, Miguel Cancelo (Jesús Márquez, 87’), Rafa, Joel Armengol, Carlos Moreno (Brian Triviño, 56’), Rafa Ariza, Luis Fraiz (Troyano, 57’), Migue Sánchez (Valentín, 68’), León (Morillo, 68’), David España y Zara.

Córdoba B: Javi Romero, Núñez, Álex Meléndez, Álex Sánchez, Guti, Moyano, Álex Marcelo (Juan Ignacio, 88’), Luismi, Puga (Diego García, 78’), Ale Marín (Julián del Río, 88’) y Diego Domínguez.

Árbitro: Adrián Salinero González (Sevilla). Mostró amarilla a los locales Rafa, Valentín, Zara y David España, y a los visitantes Álex, Guti, Meléndez, Javi Romero y al segundo entrenador Andrés Armada. El jugador local Joel Armengol vio la tarjeta roja por doble amarilla.

Goles: 0-1 (12’), Álex Marín. 0-2 (53’), Álex Marín. 1-2 (73’), Morillo. 2-2 (76’), Zara. 3-2 (89’), Brian Triviño.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de liga de Tercera División Grupo 10-B, disputado en el Polideportivo Municipal de Pozoblanco, ante unos 400 espectadores.

Al final del encuentro el técnico del Córdoba CF, Germán Crespo, atendió a los medios con cierta tristeza.

 

Por su parte, la alegría era desbordante del alicantino Emilio Fajardo, entrenador de CD Pozoblanco.