Imagen del partido Sevilla At. -Córdoba CF. | CCF.

 

Los dos equipos necesitaban de los tres puntos, ambos llegaban al partido con trayectorias bien distintas. El Córdoba con tres partidos consecutivos sin conocer la victoria -que con este son cuatro-, y el Sevilla At. que había sumado 10 puntos en los últimos 4 partidos, que son 13 en los últimos 5. Los locales salían queriendo dominar al Córdoba y lo consiguieron en los inicios, pero a medida que pasaban los minutos los de Pablo Alfaro se sacudían del acoso y eran los blanquiverdes los que llegaban a los dominios del meta Alfonso. Federico Piovaccari fue el que gozó de la ocasión mas clara, al plantarse ante el meta local, que realizó una gran intervención y rechazaba su lanzamiento, recogiendo el despeje Manu Farrando para enviar un centro medido al interior del área, que también remataba el delantero italiano, siendo en esta ocasión el defensa José Ángel el que evitará el gol. En esa misma jugada, en el choque de cabezas le ocasionó una brecha y tuvo que ser sustituido, Piovaccari siguió sobre el terreno de juego con la cabeza vendada. Nada más que resaltar en una primera mitad con escasas ocasiones, se llega al descanso con el empate a cero inicial.

La segunda parte se inicia de igual modo, aunque sabedores de lo que se jugaban ambos equipos disputaban los balones como si se trataran de los últimos. Esta situación provocaban los choques entre jugadores, con muchas interrupciones que no permitían la continuidad en el juego y, por ello, el partido no resultara vistoso. Ambos entrenadores realizaron cambios que dieran la posibilidad de la victoria. La jugada que pudo ser clave en el encuentro llegaba en el minuto 71 cuando el colegiado, en una dudosa decisión, muestra la segunda cartulina amarilla a Alberto y lo expulsa, (seguro que el colegiado ha tenido mejores actuaciones que la de hoy), dejando a los cordobesistas con 10 hombres sobre el campo. El partido se ponía más difícil para los de Pablo Alfaro, que todavía se puso peor en el minuto 81, cuando Iván a la salida de un saque de esquina remata de cabeza y pone el 1-0 en el marcador. Resultado con que se llegaría al final del encuentro, a pesar de que en el tiempo de descuento los cordobeses han contado con dos ocasiones claras, una estrellando el balón en el palo, con un posible penalti, que el colegiado no ha señalado y otra en la que los defensas han sacado el balón en la misma línea de gol. El marcador reflejaba el 1-0 como resultado final y con el Sevilla At. superando al Córdoba CF en la tabla.

El Córdoba CF se aleja de la zona de clasificación para la siguiente fase y con cuatro partidos por disputar en los que se juega definitivamente el pase a estar entre los mejores con aspiraciones de ascenso. El próximo partido será el domingo 21, a las 18 horas, ante el Linares Deportivo en El Arcángel.

Sevilla At. 1-0 Córdoba CF

Sevilla Atlético: Alfonso, José Ángel, (Carlos Álvarez, 40’), Kibamba, Pablo Pérez, (Juan María, 85’), Aspar, Pedro Ortiz, Adri Peral, Luismi Cruz, (Casas, 75’), Juanlu, Isaac, (Simo, 75’) e Iván (Vacas 85’).

Córdoba CF: Becerra, Farrando, Djetei, Xavi Molina, Berto Espeso, Alberto, Mario, (De las Cuevas, 84’), Moutinho (Sidibé, 67’), Ródenas (Traoré 72’), Nahuel (Willy 84’) y Federico Piovaccari.

Gol: 1-0 (81’) Iván.

Árbitro: Juan Manuel Ruiz Aguilera del Comité Andaluz. Amonestó a los locales José Ángel, Pedro Ortiz, Carlos Álvarez e Iván, y a los visitantes Manu Farrando, Federico Piovaccari, Xavi Molina, Traoré, Willy, Sidibé y Alberto en dos ocasiones, por lo que le fue mostrada la tarjeta roja y la consiguiente expulsión en el minuto 71.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14ª de Segunda B, Grupo 4 B, disputado en el campo Jesús Navas de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros de Sevilla, sin público en las gradas debido a la pandemia del covid-19.

En golsur.com les ofrecemos la rueda de prensa de Pablo Alfaro, entrenador del Córdoba CF.

 

Mala actuación la del árbitro granadino Ruiz Aguilera

Después de una primera parte aceptable perdió totalmente los papeles en la segunda. Suerte que no tuvo ninguna jugada dudosa o complicada, además de algunos errores de apreciación que disciplinariamente se puede calificar como un verdadero desastre. Sacó tarjetas de amonestación por jugadas de contacto lógicas en fútbol y por protestas leves propias de lo incierto del resultado y de la tensión del partido. Quiso dominar el encuentro a base de tarjetas y terminó mostrando la friolera de 12, en un partido muy disputado y carente totalmente de acciones bruscas o violentas.

Un árbitro con cinco temporadas a sus espaldas en la categoría debe de tener más recursos para sacar adelante un partido que no sea a base de tarjetas.