golsur.com
Imagen del partido disputado en la Ciudad Deportiva. | golsur.com

 

Sin sorpresas en el once inicial de Dimas Carrasco para medirse al Córdoba B, dos estilos parecidos pero al mismo tiempo diferentes. Los celestes más pausados en la  primera parte mientras que su rival fue más vertical. La segunda mitad sí se pudo ver el derbi que todos esperaban, ocasiones, fútbol con riesgo, goles y resultado final de 2-2 que puede considerarse justo. El Ciudad de Lucena jugó con un hombre menos los últimos doce minutos por expulsión con roja directa de Toni Pérez.

En la primera parte el filial blanquiverde con menos posesión de cuero, en cambio fue más vertical en ataque, los de Crespo lo tenían claro, robar y conectar con los hombres de a (abre en una nueva taque, preferentemente en banda izquierda con Meléndez y Alejandro Marín, quienes pusieron varios centros envenenados sin encontrar el premio del gol pese a los intentos de Iván Navarro y Diego Domínguez. El Ciudad de Lucena marcado por una alarmante ausencia de ocasiones de gol por parte del conjunto líder, quien no fue capaz de crear ninguna ante el portal de Javi Romero, todo ello a pesar de gozar de más posesión de balón, lo cual no se tradujo en ocasiones de gol.

Avisó pronto el cuadro local cuando a los tres minutos de partido, Iván Navarro galopó por el costado diestro hasta la línea de fondo donde su disparo saldría fuera. Dos minutos más tarde de nuevo lo volvió a intentar el mismo jugador con un disparo desde la frontal que se marchó alto. La ocasión más clara para los filiales la protagonizó el lateral Meléndez, en el minuto 13, al perseguir un balón hasta el final arrebatárselo al confiado guardameta Álex Lázaro, quien midió mal su salida, Meléndez a puerta vacía aunque algo retirado remató para que Adrián Ruiz bajo palos sobre la misma línea de gol enviase el balón a corner, salvando a los suyos del 1-0.

El fútbol control de los celestes no se traducía en ocasiones y se limitaba a elaborar en la zona ancha y buscar la entrada por banda, bien de Maikel o de Víctor Morillo, ambos voluntariosos pero bien sujetos por sus respectivos pares en la marca. Juan Delgado estuvo siempre vigilado por los dos centrales Alex y Visus, mientras que Marcelo, Moyano y Diego García recuperaban balones en la zona ancha. Con el empate a cero inicial se llegó al descanso con todo por decidir.

El regreso de vestuarios significó un cambio total de decorado, el Ciudad de Lucena salió más vertical y arriesgando más en ataque, con más espacios los filiales respondían con rapidez a cada ataque de los celestes. Víctor Morillo encontró su juego, superó a su par en varias ocasiones creando oportunidades ahora más claras y partiendo desde la banda diestra.

En el intercambio de golpes y cuando mejor estaba el líder, una más que posible falta sobre Víctor Morillo en la frontal de área no fue señalada por el colegiado Naranjo Marín, el balón despejado por la zaga cordobesista lo controla Diego Domínguez para batir el portal de Lázaro en el minuto 66 y el 1-0 subía al marcador. Lejos de lamentarse, el Ciudad de Lucena reaccionó para que en el minuto 73 poner la igualada con un remate de cabeza de Maikel a centro de Mario Ruiz desde el costado derecho del ataque lucentino. Tablas y vuelta a empezar para los dos equipos. Seguía el intercambio de ocasiones en ambas porterías cuando una falta de Toni Pérez en el vértice izquierdo del área aracelitana con agarrón sobre Diego Domínguez fue sancionado con tarjeta roja directa, minuto 81 y un hombre menos para Dimas Carrasco. La falta tuvo consecuencias serias, puesto que el balón le llegó a Diego Domínguez, quien lo protegió para que Alejandro Marín anotase el 2-1 en el 82 de partido. Un jarro de agua fría para cualquier equipo, pero no así para el Ciudad de Lucena que siguió confiando en sus posibilidades. Cuando el derbi agonizaba una falta lateral botada por Adrián Ruiz la remató de cabeza el debutante Salvi Blázquez, quien apenas llevaba diez minutos en el campo, minuto 93 y la igualada ahora definitiva subía al marcador.

Tablas en un derbi provincial que mejoró considerablemente en la segunda mitad, sobre todo por parte del líder, quien en el primer acto no estuvo a la misma altura, posiblemente de haberlo estado el resultado hubiese sido otro.

Córdoba CF B 2-2 Ciudad de Lucena

Córdoba B: Javi Romero, Puga (Manolillo, 89´), Visus, Álex Sánchez, Meléndez, Iván Navarro, Diego García, Marcelo, Moyano (Núñez, 85´), Diego Domínguez (Veloso, 89´) y Alejandro Marín.

Ciudad de Lucena: Álex Lázaro, Marcos, Toni Pérez, Álvaro Pérez (Guille, 87´), Zurdo, Mario Ruiz (Rosa, 87´), Adrí Ruiz, Nacho (Salvi, 81´), Víctor Morillo, Juan Delgado y Maikel.

Goles: 1-0 (66´), Diego Domínguez. 1-1 (73´), Maikel. 2-1 (84´), Alejandro Marín. 2-2 (93´), Salvi Blázquez.

Árbitro: Cristian Naranjo Marín (Sevilla). Amonestó a los locales Diego García y Moyano, y a los visitantes Álvaro Pérez, Mario Ruiz y Adrián Soto. Expulsó con roja directa al visitante Toni Pérez.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada del Subgrupo 10 B de Tercera División, disputado en el campo tres de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez de la capital cordobesa, sin público por motivos del covid-19.

Al final del partido Dimas Carrasco atendió a los medios de comunicación.

 

A continuación, el técnico del Córdoba CF B, Germán Crespo hizo lo propio.