golsur.com
Álex Robles en su estreno en El Arcángel. | CCF

 

“La presión siempre está en el mundo del fútbol”, comentó el defensa. La derrota frente al Sevilla At. no ha sentado nada bien, aseguraba que “somos un gran equipo y vamos a sacar esto para adelante”. El Córdoba CF tiene cuatro partidos fuera en cinco jornadas, para el jugador esto “ni beneficia ni perjudica, nos tenemos que tomar cada partido como una final”.

El malagueño se mostró contento por tener los primeros sobre el terreno de juego de El Arcángel, ya que se estrenó en la competición en Yecla. Tuvo buenas sensaciones saltar al césped del estadio ribereño “estaba deseando ya pisar El Arcángel para poder disputar unos minutos”, aunque lo que menos le gustó es que no hubiese público “es la situación que tenemos ahora y hay que adaptarse”.

Al salir frente a su ex equipo y marcar no cree que eso le tenga el puesto asegurado “esto va en el trabajo diario y en dar lo mejor de uno mismo. Al final el míster pone a once futbolistas en el campo y los que entren tienen que dar lo máximo, el míster es el que decide y hay que respetar sus decisiones”.

Su posición es la de lateral derecho aunque frente al Yeclano “jugué por delante de Manu y me sentí cómodo”. Se dan situaciones en cada partido de forma que se puede entrar por la banda y por el centro del campo, hay que tener alternativa y salir atacando por los dos sitios.

“Meter un gol más que el contrario es lo que tiene que cambiar. Ganar, es lo único que tenemos en nuestra cabeza”, con esta clara respuesta finalizó la rueda de prensa de Álex Robles cuando se le preguntó por los cambios que tendría que haber en el  Córdoba CF para el partido del domingo en Linarejos.