golsur.com
David Estepa es obstaculizado por la defensa del FC Barcelona. | golsur.com

 

El partido comenzaba con bastante fuerza y ganas del equipo local. Álvaro de Hita parando y el ataque pontanés eligiendo el mejor momento para tirar a puerta. Fueron los primeros minutos de tanteo, observándose y valorando mutuamente el potencia de los dos conjuntos. A partir de la mitad del primer tiempo empieza el partido de verdad, esto ya va en serio. La euforia local se fue rebajando desde el momento que los catalanes se emplean a fondo para dar un giro de timón. El Ángel Ximénez se impuso en los primeros minutos, controló el partido, hasta llegar al resultado parcial de 7-6. En el 15’ desde los seis metros Ludovic Fabregas empata (7-7), es ahí donde empieza cambiar el rumbo del partido, las individualidades visitantes aparecen y se pone el partido en su sitio. Del 15’ al 30’ el equipo local solo marca dos tantos, mientras el FC Barcelona consigue 8 con su letal contraataque. Se llega al descanso con 9-15.

Comienza la segunda parte y el Ángel Ximénez no se estrena, por su parte, el FC Barcelona suma tres tantos más en dos minutos y medio por los aciertos de Timothey N’Guessan, Aleix Gómez y Dika Mem. Javi García recorta en el luminoso y llega a la cantidad de 10 goles. La distancia ya era de ocho tantos y gracias a las intervenciones del meta local Admir Ahmetasevic que hizo lo posible para que el marcador no variase en su contra. El encuentro entra en una fase de mantenimiento de juego y resultado, sin arriesgar nada el equipo visitante. Se produce una reacción del Ángel Ximénez -marcan Juan Castro, Mollino, Cuenca y Javi García, por ese orden- que en realidad es puro desgaste para los jugadores locales. Se notó que el esfuerzo fue muy superior para la renta obtenida. En el ecuador del segundo acto el marcador reflejaba 17-22. Los últimos diez minutos, la máquina azulgrana -hoy de rosa y verde- sirvió para marcar cuatro tantos y mantener la distancia. Paco Bustos sabía que no llegarían siquiera a poder empatar, dio entrada a los juveniles Antonio Pineda y Álvaro Muñoz -para que el partido frente al FC Barcelona lo puedan incluir en su currículum- y en realidad los jóvenes no desentonaron. Antonio Pineda hizo el último tanto de su equipo que, por cierto fue muy celebrado.

En resumen, el Ángel Ximénez enseño los dientes en los primeros minutos de partido. El FC Barcelona vino a Puente Genil a por los dos puntos y se los llevó. Aunque no sirva mucho de consuelo por la derrota, hay que decir que el equipo pontanés es de los conjuntos que menos goles ha encajado en un partido frente al primer clasificado de la Liga Asobal. Por lo tanto, resultado justo, con la posibilidad de que se podía dar la sorpresa, aunque en estos partidos impera la lógica y la lógica se cumplió. Paco Bustos tiene que estar orgulloso de la buena actuación de todo su equipo, pero hay que rendirse a la evidencia ante uno de los mejores equipos del mundo.

Ángel Ximénez Puente Genil 20-29 FC Barcelona

Ángel Ximénez: Marcio (), José Cuenca (3), Alvaro de Hita (p), Juan Castro (2), Joao Pedro (2), Admir Ahmetasevic (p), Antonio Pineda (1), Javi García (4, 2p), Xavi Túa (1),  Mitic (1), Manu Diaz (), Poveda (1), Mollino (4), Alvaro Muñoz y David Estepa (1).

FC Barcelona: Dolenec (2, 1p), Jordi González (p), Aitor Ariño (2), Blaz Janc (4, 1p), N´Guessan (1), Aleix Gómez (3), Thiagus Petrus (), Dika Mem (5), Luka Cindri (3), Alex Pascual (1), Palmarsson (3) Moller (p), Langaro (), Palominao (), Fabregas (4) y Frade (1).

Árbitros: Mendoza Roldán y Visciarelli Lareoa (Andalucía). Excluyeron a los locales  Mitic y Mollino, y al visitante Aitor Ariño.

Parciales: 3-3, 5-5, 7-6, 7-10, 9-12, 9-15 (descanso), 10-18, 15-20, 16-22, 18-25, 19-29 y 20-29.

Incidencias: Partido jugado en el Pabellón Miguel Salas de Puente Genil, correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga Asobal. Siguiendo el protocolo sanitario el encuentro se celebró a puerta cerrada.