Ángel Heredia del equipo cordobés Deza Ismabon. | Sotoca.

 

Con todas las ganas y con más ilusión si cabe, el equipo cordobés Deza Ismabon se desplaza hasta el circuito de Montmeló (Barcelona), donde este fin de semana Ángel Heredia debuta en el mundial y Guillem Erill se estrenará en la prueba SuperSport 600.

Para Ángel Heredia, el último ganador de Supersport 300 en el Campeonato de España ESBK, será la primera prueba mundialista. El piloto de Kawasaki llega además con la máxima motivación tras haberse estrenado en el cajón más alto del pódium, y tras los buenos tiempos realizados en la anterior prueba del nacional en el mismo circuito donde debutará en el mundial.

Para el piloto local, Guillem Erill, no será la primera prueba mundialista, pero si se estrenará en la categoría intermedia, Supersport 600, y es que el buen hacer del piloto lo ha llevado a una invitación inesperada donde ante todo, quiere continuar aprendiendo y mejorando, sus ya buenos tiempos, y disfrutar como lo ha hecho anteriormente en sus otras participaciones en el campeonato, donde había conseguido puntuar y salir en segunda línea en la categoría de Supersport 300.

El viernes tendrán lugar los entrenamientos libres para ambos pilotos, decisivos para Ángel, que buscará clasificarse en una categoría de más 60 pilotos y en la que sólo 36 acabarán participando en las dos carreras programadas. El sábado tendrán lugar los cronos, y las primeras carreras, y el domingo las segundas mangas.

Y como colofón al fin de semana, Nano Calahorro volverá al andaluz de minivelocidad que tendrá lugar en el Circuito de la Talavera la Real, donde espera dejar atrás los problemas de las anteriores carreras y avanzar en la clasificación con su IMR MiniGP automática.

Las carreras serán emitidas en directo en diferentes plataformas como Videopass de Superbikes, DAZN, y Teledeporte.