La jugadora argentina Lihuen Varcárcel, último fichaje del Deportivo Córdoba.

 

El Deportivo Córdoba ha alcanzado un acuerdo con Lihuen Valcárcel para su incorporación a la entidad cajista de cara a la próxima temporada 2020/21. La ala-pívot llega a Córdoba tras una exitosa trayectoria en su Argentina natal, donde militó en Banco Nación, Racing Club, Estrella Federal y Club Atlético Platense, llegando a ser convocada por las selecciones Universitaria y Metropolitana.

 

Lihuen -‘Li’, como le gusta que la llamen- asegura que “ante todo, la decisión de venir a jugar a España ya la había tomado, concretamente cuando viajé en 2017 hasta Madrid para disputar un partido amistoso, y entonces ya quedé enamorada del fútbol sala europeo. Y ahora este año, aprovechando que mi pareja (Sofía Schell) firmó contrato con el Córdoba CF, decidimos mudarnos a Córdoba, y estuve entre las ofertas del Deportivo Córdoba y del Salesianos, pero tras recibir la llamada de Manuel Haro, ya quedamos y me presentaron una propuesta para jugar acá, y desde el primer momento acepté por las ganas de vivir en esta ciudad y de empezar a entrenar”.

 

A sus 25 años, la polivalente jugadora argentina, que hace un año se proclamó campeona del Torneo Clausura y de la Copa Metropolitana, afirma que puede jugar “tanto de ala como de pívot; en Estrella Federal jugaba más de pívot pero en Platense me desarrollé más de ala. Entre mis cualidades creo que destaca la potencia, y también entre mis principales características está el de saber jugar en equipo, incluso diría que soy más de buscar el pase al segundo palo que el disparo a portería”.

 

Pese a ser una recién llegada, la bonaerense ya ha tomado nota del club por el que ha firmado, puesto que “me contaron la historia del Deportivo Córdoba, que estuvo durante varios años en Primera división aunque luego descendieron y por ello la idea que hay marcada es la de volver a ascender; desde hace tres años ése es el objetivo presente en la entidad, y creo que aterrizo en un club muy importante y por ello me siento muy contenta de poder formar parte”.

 

Para la próxima campaña 2020/21, Lihuen reconoce que “a nivel individual, como ya comenté, mi idea era la de venir acá para poder crecer, y obviamente aportar todo lo que yo pueda al equipo, y por supuesto, a nivel colectivo, pelear para conseguir el ascenso a la máxima categoría”. En cuanto al gran cambio que supone cruzar el charco para jugar en Europa, la argentina considera que la mayor diferencia estará en “la velocidad de juego, que es mucho más táctico en Europa, además del juego colectivo. En Argentina, donde yo jugaba, y en Sudamérica en general, hay muy buenas individualidades, pero el juego en equipo aún no está muy consolidado”.