El alicantino Miguel de las Cuevas en plena sesión matinal de entrenamiento en Nerja. | CCF

 

El Córdoba CF llegaba al mediodía de ayer al hotel Urban Beache de Torrox para realizar su primer stage de pretemporada. El entrenador Juan Sabas ha desplazado a 26 jugadores de los que 17 son de la primera plantilla y 9 del filial.

La concentración preparatoria está programada para toda esta semana, hasta éste sábado 29 de agosto. Los entrenamientos tendrán lugar en el estadio municipal Enrique López Cuenca de Nerja y por motivos de seguridad, según el protocolo sanitario, serán a puerta cerrada.

Con el cambio de escenario y con bastante mejor temperatura que en la Ciudad Deportiva de Córdoba, la sesión de hoy se ha realizado tal y como estaba previsto en el plan de trabajo. Los primeros 60 minutos -de 9 a 10 de la mañana-, los han dedicado a hacer ejercicios en el gimnasio. A continuación pasaron al entrenamiento sobre el campo, durante unos 90 minutos, finalizando la preparación matinal en la piscina. Antes del almuerzo se les ha dado un tiempo a los jugadores para pasear por las calles cercanas al hotel de concentración, donde se han encontrado con aficionados cordobeses con los que hicieron alguna que otra foto. Una vez que los jugadores han descansado en la siesta, vuelta al trabajo, para la sesión vespertina comenzando a las 7 de la tarde. Nada que resaltar sobre el primer día de entrenamiento.

Al final de la sesión, Miguel de las Cuevas, uno de los capitanes del equipo, ha sido entrevistado, se le ha preguntado por las primeras sensaciones del conjunto. El alicantino ha respondido con la amabilidad que le caracteriza “Las sensaciones son buenas, después de todo el confinamiento y estar tanto tiempo parado, el equipo ha venido con muchas ganas, con ganas de trabajar, con ganas de entrenar y esperando a que nos den la fecha de competición. Para nosotros es bueno mentalmente saber la fecha de inicio”.

Los jugadores han llegado con una excelente forma física, el mismo doctor Víctor Salas lo destacaba ayer, incluso mejor de lo que esperaba con tantos días de confinamiento “sobre todo cuidándose, alimentándose bien y siguiendo los consejos del nutricionista y del preparador físico”. De manera particular se le interrogó sobre lo que Juan Sabas quiere sacar especialmente de él “yo ya conocía al míster del Atco. Madrid coincidí con él y con Abel Resino. Es un entrenador de fútbol, que entiende perfectamente al futbolista, que le gusta competir, que le gusta ser dominador de los partidos y que éste Córdoba sepa marcar bien los tiempos. Sobre todo tenemos que ganar siempre los tres puntos, no nos vale otra cosa”.

Lo mejor que tiene Miguel de las Cuevas es que se adapta a cualquier cambio táctico y se puede situar allá en la posición que le indique su entrenador  “me da igual, el futbolista egoístamente lo que quiere es jugar. Me encuentro bien en cualquier sitio, las ganas de jugar hacen que la posición sea algo secundario”. La confección de la plantilla tiene una mezcla de veteranos y jóvenes, la plantilla se está conociendo en estos primeros días de entrenamiento y se está realizando un buen trabajo de conjunto “estamos concentrados en el proyecto ilusiónate, bonito y exigente. Esa mezcla de juventud, talento y veteranía pueda hacer un buen cóctel”.

La RFEF no se ha pronunciado en relación al inicio de la Liga, aún no se conoce la fecha de inicio de la temporada 2020-2021. Le se ha preguntado si sería conveniente que se demorase algo para que el espectáculo contase con la participación de la afición desde el graderío “Cuando Sanidad lo permita, nosotros queremos empezar cuanto antes, siempre que haya seguridad. Somos conscientes de que el fútbol sin afición no es lo mismo, pero debe primar más la seguridad. Nosotros tenemos una masa social que nos apoya, que aunque no estén con nosotros en el día a día en los campos de entrenamiento o en el estadio lo notamos y lo que queremos es que esto se soluciones de la mejor manera posible y que estemos todos sanos”.

En golsur.com le ofrecemos las declaraciones de Miguel de las Cuevas.