El Deportivo Córdoba y Laura Fernández han alcanzado un acuerdo para prolongar la continuidad de la jugadora cordobesa por una temporada más en las filas del club deportivista, en la que será la sexta campaña consecutiva de la segunda capitana en el primer equipo deportivista.

La propia protagonista reconoce que “no ha habido que negociar mucho; estoy contenta aquí y tenía intención de seguir, como ha sucedido todos estos años”. Lau, que compagina su actividad como futbolista con su trabajo como farmacéutica en Pabellones Militares, asegura que lo vivido estos últimos meses “lo veía al principio con la incertidumbre de no saber qué iba a suceder, si las competiciones se iban o no a reanudar, entrenando en casa, luego cuando trabajaba encontrándome situaciones algo más desagradables… y en las primeras semanas lo llevaba un poco regular, pero se fueron estabilizando las cosas, fueron apareciendo soluciones a lo que había pasado y también se determinó el desenlace de la temporada, y desde entonces pues deseando que llegue la próxima para volver a pelear por lo que optábamos antes de acabarse el campeonato”.

Tras tantos meses sin jugar ni pisar el parqué, Laura Fernández asegura que “un poco de mono de fútbol sala sí que tengo después de mucho tiempo sin tocar el balón, porque aunque no dejásemos de hacer ejercicio y de entrenar en casa, la pelota la hemos dejado de lado desde que empezó el confinamiento… y tú imagínate, si hasta ahora no se han vuelto a volver a alquilar los pabellones y las pistas para poder jugar un ratillo, pues ¡calcula la de tiempo que llevo sin dar una patada a un balón! Tengo muchas ganas, la verdad”.

La de Lau se une a la lista de otras renovaciones ya confirmadas, como la de Juanma Cubero y su equipo técnico, Marixu, Rocío, Inma, África y Marta, en una apuesta por la continuidad que la propia ‘7’ deportivista valora positivamente, afirmando sentirse “muy contenta porque contábamos con un muy buen grupo el año pasado, y siempre que llega gente nueva o un entrenador nuevo hay un periodo de adaptación que se sufre durante la pretemporada y en las primeras jornadas, y evidentemente mientras más gente de la plantilla continúe, está claro que todo eso se evita y será más fácil reincorporarse de nuevo”.

Y si en el pasado curso el objetivo marcado por la entidad califal era la disputa de la fase de ascenso, en la próxima no iba a ser menos tal y como confirma Lau porque “nuestra meta es entrar en el play-off; no estamos buscando ser las primeras o las segundas, sino simplemente acabar entre las tres primeras clasificadas, casi que nos da igual en una posición u otra, para poder entrar en esa fase final y optar a subir a División de Honor”.

Un sueño de ascenso que supondría para Lau sacarse una espinita clavada, dado que se perdió por lesión el encuentro ante el Martos que en 2016 permitió al conjunto cajista regresar a la categoría de plata, y sobre lo que la ala reclama que “ya me toca, ¿no? Me quedé con mal sabor de boca por no poder terminar el play-off en aquella ocasión y reconozco que me encantaría vivir con el equipo lo que es un ascenso ahora ya después de tres años ahí en las primeras posiciones y creo que tenemos opciones para volver a pelearlo”.