Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba CF.

Con un almuerzo informal, el consejero delegado del Córdoba CF, Javier González Calvo, daba por finalizada la temporada 2019-2020 con los representantes de los medios de comunicación locales. Como es recomendable, por aquello de la salud, la distancia de seguridad se ha mantenido a lo largo de la recepción, donde González Calvo despedía con resignación una temporada atípica por varias circunstancias.

Desde el primer día que Infinity adquirió la Unidad Productiva del Córdoba CF, el fondo de inversión de Baréin, puso mucho interés en que el Córdoba CF estuviese en la zona alta de la clasificación, poniendo al día las nóminas de todos los trabajadores y haciendo frente al pago de compromisos adquiridos por el anterior propietario, invirtiendo en fichajes y unos días antes del parón quisieron dar un giro a la situación de la plantilla sustituyendo al entrenador para mantener intactas al máximo las aspiraciones de ascenso.

El coronavirus se ha encargado de tirar por tierra todas las ilusiones puestas por toda la entidad blanquiverde al dar por finalizada la liga la Real Federación Española de Fútbol en una temporada en la que el Córdoba quería disputar el play-off de ascenso a Segunda División. El mandatario comentó con total seguridad que “el equipo tenía muchas posibilidades de haber estado entre los cuatro primeros si se hubiesen disputado todos los partidos, claro está, terminando la campaña en la fecha prevista”.

A lo largo de la comida habló sin reservas de todo lo que él considera importante a estas alturas, lo que carece de interés “no le voy a dedicar ni un minuto de mi tiempo” aseveró. Infinity llegó, en los primeros días del mes de diciembre pasado, con la idea de poner al Córdoba CF en lo más alto que pueda en el mapa del fútbol nacional, pero paso a paso. Es por lo que está en plena fase de mejora, ampliando los equipos de trabajo, doblarán el presupuesto para la cantera y dotarán de estructura necesaria para conseguir todos los objetivos marcados de un club de este nivel.

Javier González Calvo estaba a gusto con sus invitados, respondió a una serie de preguntas realizada en pocos minutos por parte de los representantes de los medios de comunicación. En primer lugar, dijo que la devolución correspondiente a los partidos no disputados no la pueden realizar “la idea inicial era poder devolver la totalidad de las cantidades. Estamos en una situación diferente al resto de clubes, en cuanto tenemos una sociedad que empezó la temporada y otra que finalmente la ha acabado. El Córdoba CF SAD es quien empezó la temporada y cobró esos abonos. Esa sociedad está en situación concursal y después de estudiar jurídicamente la situación de que Unión Futbolística Cordobesa devuelva esos abonos que no cobró o que los devuelva en nombre del Córdoba CF SAD estaríamos cometiendo una irregularidad, porque estaríamos dando preferencia a unos acreedores frente a otros. Desde el club se están estudiando medidas para que dentro del abono siguiente se le ofrezca alguna medida que les satisfaga”. De los fichajes comentó “el trabajo lo tenemos prácticamente hecho, sabemos lo que queremos y las próximas semanas se empezará a concretar y cerrar acuerdos con las personas que vayan a venir a este proyecto tan ilusionante que tenemos”. Comentaba que tenía tranquilidad en el aspecto jurídico y federativo “ya sabéis como soy, tengo muy claro lo que pretendemos y lo que la ley nos respalda, por lo tanto, estamos tranquilos hasta que llegue el momento. Si se nombra un nuevo juez y nos da la razón estupendo, si no se ha nombrado todavía o no haya auto solicitaremos la ejecución en su momento. Nosotros seguimos trabajando sabiendo que llegará el momento, no se celebrará como un ascenso, pero habrá que celebrarlo”. El club tenía previsto presentar la campaña de abonados en esta semana “nos han cambiado el paso por cuanto teníamos previsto que de septiembre a diciembre no íbamos a jugar con público, parece que se va a jugar con público y hemos tenido que hacer un pequeño cambio, es lo que estamos estudiando. Lo tienen en Baréin desde la tarde de ayer, y por lo tanto a esperar a que nos den el visto bueno para la semana que viene o la siguiente”. En cuanto al extraordinario contrato con la empresa italiana de ropa deportiva Givova, el consejero se mostró muy satisfecho “creo que este club merece este contrato y mucho más. Estamos hablando de un club que accidentalmente está en Segunda B. Estamos muy contentos y satisfechos, no es solo la cuantía económica sino que el tipo de ropa que nos dan mejora a la que teníamos anteriormente y para Givova asociarse con la marca Córdoba CF seguramente le costaría aspirar si no fuera con este club. Yo creo que ellos tiene que estar igual de satisfechos que nosotros que hayamos aceptado la propuesta que nos han hecho”.

Aquí puede escuchar las declaraciones del consejero delegado del Córdoba CF, Javier González Calvo.