Rocío Fuentes dirige desde la banda.

El Deportivo Córdoba ha alcanzado un acuerdo con Rocío Funes para que se incorpore la próxima temporada al cuerpo técnico del equipo de Segunda División, en calidad de ayudante de Juanma Cubero. Con esta novedad se completa el cuadro de preparadores de la primera plantilla, que estará compuesto, además de por Juanma Cubero y Rocío Funes, por el preparador físico Sergio Cárdenas, el entrenador de porteras Borja Botelho y el delegado Maxi Luque.

Sobre su rol en el primer equipo, Rocío Funes explica que “principalmente mi función va a ser aportar en todo lo que pueda, ayudar a Juanma y a todo el cuerpo técnico, pero sobre todo, poder dar un paso más en mi formación y seguir aprendiendo, ahora que estoy terminando el nivel 2 de entrenadora, y tras hablar tanto con el propio Cubero como con el presidente, Pablo García, me ofrecieron esta oportunidad, y por ello les estoy muy agradecida por poder dar este salto. Tengo muchas ganas de ponerme a trabajar con Juanma, con Sergio y con todo el cuerpo técnico, siempre pensando en aprender y en disfrutar porque yo creo que se nos viene un buen año”.

La entrenadora cordobesa, además de ayudante en el primer equipo, coordinará la cantera del Deportivo Córdoba, donde “desarrollaré una tarea que podría verse como simple pero a la vez es bastante compleja, ya que tengo que velar por el bien de las jugadoras de base, que todos los equipos que llevamos vayan funcionando bien, supervisando el trabajo de los entrenadores así como el rendimiento de las niñas, y cuando comience la temporada también gestionar todo lo relacionado con los partidos y horarios”.

En esta pasada campaña, Rocío Funes dirigió al filial deportivista que milita en Segunda Andaluza que se quedó a las puertas del título en su categoría, pese a lo cual ella lo califica como “una buena temporada en la que las chicas han trabajado mucho y hemos podido pelear por el liderato, aunque para nosotras el desenlace fue una pena ya que en las últimas semanas estábamos mejorando y preparando a conciencia ese partido ante el Menciana en el que se iba a decidir el campeonato, y sinceramente, yo veía a mi equipo en condiciones para ganar ese encuentro y ganar la liga… pero por la situación que estamos viviendo no se pudo jugar y ahí no tenemos nada que hacer. Tan sólo felicitar al Menciana y a su entrenador Luis Lama, ya que por la decisión de la Federación han conseguido el título y pelearán por el ascenso a Primera Andaluza, aunque considero algo injusta esa determinación porque creo que merecimos algo más”.

En las circunstancias actuales sigue pesando la incertidumbre sobre la planificación prevista para los próximos meses, acerca de lo cual Funes asegura que “a pesar del parón por la expansión del coronavirus, en nuestro club se siguió trabajando tanto con las jugadoras del equipo de Segunda División como con las del sénior, en mi caso con charlas continuas con estas últimas, y mantuvimos esa dinámica hasta que la Federación dio por concluída la liga. En el caso del primer equipo se quedó sin play-offs aun teniendo opciones de haber alcanzado los primeros puestos, pero ahí se acabó y ya toca pensar en la nueva temporada, que poco a poco vamos planificando, analizando la situación de cada jugadora, buscando posibles refuerzos, evaluando posibles entrenamientos, organizando nuestras tareas en el cuerpo técnico, y a partir de ahí trabajando todos a una para que cuando llegue la pretemporada afrontarla con muchas ganas de cumplir con los objetivos”.

Ya esta pasada semana el club califal lanzó a través de un comunicado la primera fase de su campaña de captación de nuevas jugadoras para la próxima temporada 2020/21, donde espera que niñas de todas las edades se unan a su ambicioso proyecto que abarca las categorías benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil y sénior.