El técnico deportivista Juanma Cubero se dirige a sus jugadoras en un partido.

En virtud de la decisión anunciada este miércoles 6 de mayo por la Real Federación Española de Fútbol, la liga regular en Segunda División femenina de Fútbol Sala queda finalizada con la actual clasificación, asignando las plazas de fase de ascenso a los equipos que en este momento ocupan las tres primeras posiciones.

Por tanto, concluye la temporada 19/20 para el Deportivo Córdoba pese a las opciones que aún mantenían las deportivistas de poder alcanzar el play-off de ascenso, como trató de hacer ver a la RFEF y RFAF en los distintos contactos que mantuvieron con ambos organismos, al considerar que, además de que matemáticamente contaba con opciones reales de lograr el objetivo, el calendario restante parecía propicio por la cantidad de enfrentamientos ante rivales directos, como ocurrió durante la primera vuelta del campeonato.

En estas últimas semanas, desde que se decretó el Estado de Alarma, las jugadoras deportivistas y cuerpo técnico han seguido entrenando y trabajando desde casa a la espera de que se comunicara de manera oficial el desenlace de la temporada, para el que el Deportivo Córdoba, a través de su presidente Rafael Pablo García, propuso la disputa de un play-off previo con los seis primeros clasificados de cada grupo.

Desde ahora, y tras el comunicado de la RFEF y RFAF , el Deportivo Córdoba se pone manos a la obra para preparar de la mejor manera y con las máximas garantías la próxima campaña 2020/21, aunque ha querido “mostrar nuestro agradecimiento hacia todos los aficionados/as, trabajadores/as y patrocinadores por el apoyo proporcionado durante toda esta temporada, así como a los medios de comunicación que nos han acompañado y hecho seguimiento durante estos meses”.