Víctor Salas, nuevo coordinador de los servicios médicos del Córdoba CF ha concedido una entrevista a través del gabinete de comunicación del club en la que además de valorar el estado físico de los jugadores blanquiverdes, cómo les puede afectar el parón y también ha explicado la manera en la que los ciudadanos deben afrontar el confinamiento que piden las autoridades. Esta es la entrevista remitida por el Córdoba CF:

¿Cómo ha de gestionar físicamente el confinamiento en casa la población en general?
Hay que mantener la tranquilidad y la calma en este confinamiento y físicamente las personas tienen que mantenerse activas. El hecho de no hacer actividad física o estar en movimiento va a hacer que pierdan mucha masa muscular a lo largo de los días y, sobre todo, que no estén de buen ánimo, de buen humor y empiecen un bucle del cual no puedan salir. Los más importante es alejarse todos los días de las noticias, sino verlas puntualmente. Hacerse un organigrama de las tareas que tiene que hacer al día. Las tareas del hogar también suman para dar la mayoría los pasos precisos para poder hacer un día súper activo y plantearse por la mañana o por la tarde una hora de actividad física. Recomiendo que sea una hora de actividad por la mañana, física individual, y otra por la tarde lúdica, también activa con la familia, sobre todo si tienen niños.

¿Qué plan de trabajo tendrán los jugadores durante este periodo?
Los jugadores del primer equipo del Córdoba CF y del Córdoba B, el femenino y toda la cantera van a tener unos planes de entrenamiento totalmente individualizados. En el primer equipo con sus planes nutricionales también individuales y según la carga de trabajo. Por otra parte, recomendaciones a nivel de cocina, dieta hipocalórica y acorde a las circunstancias que van a tener en casa y con las demandas físicas que van a llevar. Por otra parte van a tener también unas recomendaciones a nivel fisioteerapéuticas y de readaptación aquellos que estén tocados o que hayan sufrido lesiones, como es el caso de Willy, Moutinho y Momo -Djetei- y estarán totalmente coordinados a través del equipo de salud, encabezado por mí y por el doctor, fisioterapeuta, nutricionista y el preparador físico para que día a día podamos atenderles con la máxima personalización e individualización para que ellos puedan mantener el estado óptimo de rendimiento.

¿Y los jugadores tocados? ¿Cómo afecta esto a su incorporación?
Los jugadores lesionados, con autorización del club van a ir a la clínica del doctor, como es el caso de Momo -Djetei-, para seguir un plan de control de ecografías, para ver cómo evoluciona su rotura. Por otra parte, tanto Willy como Moutinho y todos los demás tocados, por las recomendaciones que van a hacer los fisioterapeutas y yo como readaptador, van a hacer un plan preventivo en casa para que la lesión o la estructura vaya cada día mejor.

¿Perjudica este parón a estas alturas del campeonato o puede ser beneficioso para una plantilla tan veterana?
Al ser una plantilla más veterana, evidentemente puede afectar un poco más a lo que es la incorporación, pero a la postre la veteranía entiende de profesionalismo. Entiendo que nuestros jugadores van a tener la suficiente profesionalidad como para trabajar fuerte todos los días para que cuando nos incorporemos, este parón les venga bien para regenerar. Hay que ver también la dinámica de resultados que llevábamos, con el cambio de entrenador y todo y quiero ser positivo de que este parón nos va a ayudar a regenerar y ojalá pronto nos veamos en el campo, que esta alarma social se disipe y en dos o tres semanas estemos en los terrenos de juego totalmente reseteados y preparados para la competición.

¿Hay más riego de lesión tras el parón en caso de que se reanude la competición?
Sin saber todavía la fecha que nos incorporamos, no podemos a ciencia cierta saber cómo va a afectar su incorporación. Evidentemente, cuando se pierde el estímulo, sobre todo el valor, que es lo importante, no sabemos hasta que punto puede afectar. Evidentemente les va a afectar a todos los jugadores por igual y a todos los equipos por igual. El que tenga más imaginación, tenga más coordinación, más profesionalidad, tanto de profesionales que los dirijan como los jugadores en esta época, serán los que van a salir más beneficiados de esta situación. Puede que sí haya más riesgo de lesión siempre y cuando se pongan partidos domingo-miércoles, domingo-miércoles como para achicar el campeonato. Está claro de que al no recibir ciertos estímulos que necesitan el entreno para jugar 90  minutos a la máxima intensidad, aquellos equipos o jugadores que no hayan hecho eso en casa ni hayan simulado esos entrenamientos de alta intensidad que genera un partido de fútbol, evidentemente van a sufrir muchas más lesiones que otros equipos. Por eso nuestros profesionales están altamente cualificados para adaptar los planes de entrenamiento en casa a todo el mundo y esperemos que eso sea beneficioso el día de mañana cuando nos reincorporemos.

¿Cómo están evolucionando los servicios médicos en el Córdoba CF?
Desde mi llegada, evidentemente han evolucionado muchísimo en cinco semanas los servicios médicos. La estructura estaba totalmente externalizada y desde el primer momento hemos creado una estructura, unos procedimientos, una contratación de un médico, y lo suficientemente profesionalizada para mejorar todos los servicios: ecografía, resonancia, magneto, todos de la máxima calidad y última tecnología. También con el  acuerdo con Quirón para que en menos de 24 horas tengamos diagnosticado al jugador, que antes no pasaba. Por otra parte, crear los procedimientos y trabajar en equipos de trabajo. Que la información sea única, plural y global para todo el equipo. Que la información la tenga el cuerpo técnico a la máxima velocidad y que los procesos de recuperación sean óptimos, como ha pasado en el caso de Edu Frías, caso de Moutinho, el caso de Willy, de todos los jugadores que a la mayor brevedad, dentro de sus procesos de recuperación han estado disponibles para el equipo.

¿Qué metodología está aplicando?
La metodología que hemos estado utilizado es una metodología profesionalizada, donde todas las líneas son transversales. Interactua tanto el médico como el fisioterapeuta para el diagnóstico. El fisioterapeuta con el readaptador para un proceso de recuperación del jugador y el recuperador al preparador físico. También transversalmente trabajando el nutricionista, para que en ese proceso de recuperación el jugador tenga la dieta adecuada. La metodología es sembrar las posiciones, las funciones, sembrar sobre todo la forma de actuar paso a paso y que se cree un sistema en el que realmente tengamos todas las variables controladas de rendimiento para que el jugador esté al máximo nivel.

-¿Qué tal con los fisios, nutricionistas, médico…?
Muy bien con el equipo de trabajo. Muy contento de la profesionalid de cada uno. El médico tiene un gran nivel a nivel de diagnosticar una lesión, a nivel ecográfico, a nivel de resonancia magnética, a nivel de aparatos médicos para utilizar para el jugador para recortar los procesos de recuperación. Los físios, tanto José Roca, como Álex, como Fran, hacen un grupo realmente profesional, con mucha experiencia como es José Roca, con técnicas muy innovadoras como control motor, modulación, osteopatía y a la vanguardia del mundo profesional, de los mejores fisioterapeutas a nivel nacional de Primera División. Es una suerte contar con ellos. Tanto Álex como Fran van también en esa línea de formación, de profesionalidad y realmente es un gusto trabajar con ellos. Aparte, Kevin también lleva muchos años en el mundo del fútbol, conociendo la demanda de los futbolistas, entendiendo qué necesita cada jugador en cada momento y sabiéndolo aplicar. Midiendo los niveles de grasas, tasas de descanso…manejando muchas variables que son mínimos detalles que hacen que al final sean importantes para que la pelota entre.

¿Hay algún jugador de los que ha tratado que le haya sorprendido especialmente? ¿Por qué?
Sí, creo que te sorprenden todos por cómo los jugadores ya son cada vez más profesionales. Pero en este caso me ha sorprendido Edu Frías me ha sorprendido por su profesinalidad, la juventud que tiene, por su carácter a la hora y actitud de exponerse al trabajo y por la valentía que ha tenido en acortar todos los plazos de su fractura de estrés para poder estar el día de Cádiz, donde era muy difícil jugar después de la inactividad que había tenido y con la ausencia de Becerra. Se armó del coraje suficiente e hicimos tres semanas excelentes de trabajo para poder estar y me sorprendió el nivel que tuvo, que parecía que había jugado todos los partidos como titular y que tenía ritmo de competición, con una agilidad en la portería y con una actitud realmente que dice mucho de él y que con su juventud le augura un futuro muy prometedor.