Nuria Vizuete durante un partido del Deportivo Córdoba. Foto: Oly Colón.

Triunfo balsámico el conseguido este pasado fin de semana por el Deportivo Córdoba, que firmó uno de sus mejores partidos de la temporada asestando un inapelable 10-2 al Monachil, que le sirve para redimirse de la derrota sufrida en la jornada anterior en Guadalcacín, así como para llegar con opciones de disputar la fase de ascenso a Primera División a la recta final del campeonato.

Nuria Vizuete, autora del segundo gol frente al Monachil, analizaba que “fue un partido muy cómodo para nosotras y en el que nos mostramos muy superiores durante todo el tiempo. Al comienzo del encuentro estaba la cosa más igualada, cuando pasamos del 2-0 al 2-1 y ahí sí hubo unos momentos más de nervios donde quizá tuvieron alguna ocasión para empatar, pero a raíz del doble penalti que transformó Inma nos pusimos 3-1 y se rompió el partido, ya con el 4-1 y tras el descanso inmediatamente dos goles más… y sí es verdad que fuimos muy superiores prácticamente los cuarenta minutos”.

La cierre sevillana, que volvió recientemente tras sufrir un esguince de tobillo, valora que “estuve mucho tiempo parada, aproximadamente un mes y pico sin estar con mis compañeras, y cada vez me voy encontrando mejor, y contra Monachil es cierto que pude marcar gol, el 2-0, y también di una asistencia, pero hay que seguir trabajando para intentar coger el ritmo óptimo y conseguir entrar cada vez más en el grupo para jugar más minutos y poder aportar más al equipo”.

Este pasado encuentro estuvo enmarcado dentro de un fin de semana especial, con el Día Internacional de la Mujer de fondo y numerosos actos conmemorativos en la ciudad, sobre lo cual Nuria asegura que “es verdad que cada vez se van dando más pasitos pero todavía falta mucho para alcanzar la igualdad completa con el deporte masculino; así que hay que seguir luchando y trabajando para que llegue algún día en que sea completamente igual el masculino que el femenino porque todavía a día de hoy parecen dos mundos distintos”.

Y si el choque ante el Monachil fue crucial, el próximo ante UD La Cruz (antiguo Cefo) no lo es menos, tal y como reconoce la ’11’ deportivista, aunque este partido aún no se sabe cuándo se podrá disputar debido al aplazamiento oficial de las dos próximas jornadas debido a la crisis del coronavirus: “evidentemente es un partido muy importante el de la semana que viene ante el rival que marca los puestos del play-off, pero a fin de cuentas son tres puntos más; es un encuentro que tendremos que preparar bien y en el que trataremos de sumar la victoria como hicimos esta pasada jornada ante el Monachil, o la anterior ante el Guadalcacín… nosotras siempre vamos con esa idea a todos los partidos. En este caso quizá sí es más decisivo porque si ganamos nos ponemos a tres puntos, mientras que si perdemos nos quedamos a nueve, que son situaciones bastantes distintas. Tenemos muchas ganas de que llegue ese partido, trabajaremos a tope para ir a Extremadura, recortar distancias y poder estar así más cerca del objetivo marcado a principio de temporada”.