El Córdoba B vio rota ante el Betis Deportivo su racha de cinco jornadas sin perder, en las que se ha acercado a un solo punto de la permanencia. El sábado, en la Ciudad Deportiva, los de Diego Delgado reciben a otro rival de los de arriba de la clasificación, el Ceuta.

Tras el corte de la dinámica positiva, Diego Delgado ha afirmado que “la semana ha sido buena. Sabíamos que el rival era complicado y que era uno de los campos más difíciles, pero el equipo está preparado para lo que venga. Hemos pasado mucho, nos hemos levantado muchas veces y ahora el equipo está preparado. Es verdad que esta semana jugamos contra el Ceuta que es muy buen equipo, pero tengo buenas sensaciones. El equipo ha entrenado muy bien y el grupo está muy fuerte. Espero que hagamos buen partido, que compitamos bien, ya veremos que pasa con el resultado, pero estoy convencido que vamos a competir bien”.

Diego Delgado continuó diciendo que el “Ceuta es un equipo muy bueno. Contamos con lo que ellos van a hacer, sabemos que es un equipo que con balón se asocia muy bien, que las dos bandas son muy buenas, con jugadores desequilibrantes. Sabemos lo que van a hacer ellos, porque es lo que vienen haciendo durante todo el año. Están ahí por méritos propios. Tienen un equipazo, pero nos vamos a centrar en lo que vamos a hacer nosotros, tenemos claro como tenemos que defender cuando no tenemos balón, que tenemos ir a por ellos y no tener miedo y que ellos para ganarnos el partido tienen que hacer muchas cosas bien, correr mucho y ser más intensos que nosotros, la intensidad puede marcar el partido. Luego tenenos que hacer muchas más cosas para ganarle”.

Respecto a las bajas, el técnico afirmó que sobre los jugadores que irán con el primer equipo “ahí manda el míster, sabemos que está preocupado con la situación nuestra pero sabemos que ellos se están jugando también muchísimo. Ahí manda Raúl y para esta semana como mínimo Iván y Fran van con ellos. Nos hace daño, pero es lo que hay, ellos también los necesitan porque cuando se los llevan es porque para ellos son importantes y saben que están preparados para ello. Nos hace daño pero bendito daño porque es una alegría para los jugadores. Tienen la ilusión de ser futbolistas profesionales y cuando les llega la oportunidad hay que ayudarlos entre todos. Nos tenemos que amoldar y con los que haya competir al cien por cien y ojalá que los que vayan sigan en el primer equipo, es su futuro”.