Este domingo a partir de las 12:30 regresa la competición para el Deportivo Córdoba, que recibe al filial del Roldán en partido correspondiente a la decimonovena jornada de Segunda División, en la que tratará de ajustar cuentas tras lo sucedido en el choque de la primera vuelta en la localidad murciana, cuando sucumbió por dos tantos a cero.

El cuadro deportivista buscará reencontrarse con el triunfo después del tropiezo de la última jornada ante La Algaida (5-0) en un choque que el técnico Juanma Cubero asegura que fue “una derrota que no influye en el posterior trabajo que estamos realizando, porque la dinámica que estábamos llevando era buena, e incluso podemos decir que era un momento que podíamos esperar tarde o temprano, ya que es complicado ganar todos los partidos… Es verdad que fue una dura derrota, pero aunque fuera por cinco goles, si luego fuéramos capaces de ganar seis partidos por la mínima sería mucho más importante. Fue un encuentro en el que nosotros generamos 45 ocasiones de gol y nos volvimos de vacío, pero por contra nos hicieron cinco tantos en fallos propios. Pese a ello, insisto, que el trabajo está siendo bueno, y sólo queda volver a recuperar la buena dinámica de resultados”.

El entrenador cordobés valora positivamente este breve parón liguero de la semana pasada, ya que “tenemos pocos descansos, pero los que tratamos de aprovecharlos… tuvimos una sesión especial en unas nuevas instalaciones que han abierto aquí en Córdoba, donde las jugadoras hicieron trabajo con monitores personales, y el jueves ya hubo entrenamiento normal donde estamos recuperando a algunas tocadas como Marixu o Inma Sojo, o incluso Nuria, que también está cerca de reincorporarse al grupo, más otras que arrastraban molestias. Venimos de un fin de semana de descanso y tras ese parón las chicas han mostrado sus ganas de refrendar el buen trabajo y de corregir el resultado del último partido”.

La próxima piedra en el camino del Deportivo Córdoba será el Roldán ‘B’, al que Cubero define como “un filial clásico de la categoría, que ha copado los puestos altos en las últimas temporadas y que siempre ha estado abasteciendo al equipo de Primera División; un rival que ya en la primera vuelta nos ganó (2-0) en un encuentro en el que tuvimos varias bajas, pero aun así, debe servirnos de acicate para este domingo sacar los tres puntos y seguir en la zona alta, que está todo muy apretado”.

Sobre la necesidad de ganar para no enlazar un segundo partido perdiendo, el entrenador deportivista incide en que “la derrota sufrida ante La Algaida no tiene mayor trascendencia, a menos que venga acompañada de varias derrotas más seguidas; estamos ahí arriba cuatro o cinco equipos donde seguramente se pueda dar la vuelta a la tortilla con los enfrentamientos directos entre todos. De haber ganado nosotros en la pasada jornada, nos habríamos situado en segunda posición ampliando distancias sobre otros rivales, pero sufrimos una derrota que debemos dejar de lado y pensar que si ganamos este domingo seguiremos en la pelea y en función de los resultados que se vayan dando, quizá podamos subir puestos”.