El Córdoba BM cerrará de manera oficial la primera vuelta de la División de Honor Plata disputando el encuentro aplazado correspondiente a la 14ª jornada de Liga ante el BM Torrelavega. Los granates, que vienen de puntuar en sus dos últimas salidas, reciben a un cuadro cántabro que ocupa la cuarta posición y que viene de apalizar al súper favorito Villa de Aranda en su último partido. El duelo se disputará en la IDM Fátima el sábado a partir de las 18:30 con arbitraje del valenciano Peris Orts y el castellano manchego Mohedano Fernández.

No trae buen recuerdo el último enfrentamiento entre Cajasur CBM y BM Torrelavega, porque los cántabros fueron los encargados de dar la puntilla a la escuadra granate mandándola a Primera Nacional allá por el mes de abril de 2017. Ahora la historia es diferente, aunque las posiciones en la tabla son similares, con un Torrelavega luchando por meterse en los play offs de ascenso a Asobal y un Cajasur algo más aliviado pero luchando por huir de la quema por abajo.

Como quiera que sea, la escuadra adiestrada por Álex Mozas desembarcará en Fátima con un tremendo potencial entre sus filas. Los cántabros cuentan con una plantilla muy compensada que es una mezcla perfecta de veteranía y juventud, con nombres muy contrastados en la categoría como los hermanos Hernández, Alonso Moreno y Samu Gómez, todos con pasado palmeño, y la irrupción de una joya del balonmano nacional como es Isidoro Martínez, que tiene un futuro envidiable.

Respecto al rival y al potencial que pondrá sobre la pista de Fátima el próximo sábado, el técnico granate Jesús Escribano apuntó que “pasa por ser uno de los mejores equipos por plantilla y por entrenador de la categoría muy parejo con Aranda. Está diseñado para subir, ya sea este año o el próximo. Tiene un gran seguimiento a nivel de afición y está demostrando su clara apuesta por estar arriba”.

Al igual que le sucediera al Alcobendas hace unas temporadas, el Torrelavega tiene la impronta de su técnico Álex Mozas, “con un ritmo de juego muy alto, una defensa activa intentando provocar errores, un 6-0 muy profundo y aprovechando los errores rivales para subir el contraataque como motos. Intentan no hacer cambios ataque-defensa. Luego en ataque posicional cuentan con gente de mucha calidad y muy en forma, casos de Isidoro, Cangiani, José Carlos, Casanova…etc. Juegan dinámico y rápido, con mucha continuidad y consiguiendo situaciones claras de lanzamiento. Serán muy complicados de superar a pesar de que cuentan con alguna baja, pero su plantilla está muy compensada”.

Para oponer resistencia a todo este arsenal armamentístico, Jesús Escribano sabe que su equipo debe rendir a muy alto nivel. El técnico granate señaló que “la primera clave es no perder balones porque nos van a penalizar mucho. Luego debemos tener claro que atrás dejan espacios y ahí debemos trabajar el dos contra dos, buscar a los pivotes. En defensa tenemos que buscar el golpe franco, evitar que consigan ese pase de más y cortar su rápida circulación de balón, creando dudas, disuadiendo y volviendo”.