Segundo partido en cuatro días que tendrá que afrontar el Cajasur CBM, segundo
como visitante y segundo ante otro de los cocos de la categoría. Porque la escuadra de Jesús Escribano se pondrá al día jugando su partido aplazado desde la cuarta jornada liguera ante el tercer clasificado, el Conservas Alsur Antequera, en lo que supone otro derbi andaluz.

Serán hasta seis las bajas que presentará el equipo granate en este partido, lo que reducirá las opciones de puntuar. El duelo se jugará el miércoles a las 20:30 horas en el Pabellón Fernando Argüelles de Antequera, con arbitraje de la pareja formada por los andaluces Rodríguez Pacheco y Núñez Camacho.

Otra difícil empresa para los granates, que están afrontando un final de año muy duro
contra rivales instalados en la zona medio alta de la clasificación. No es excusa para no salir a por todas en un duelo muy importante para los intereses cordobeses, sobre
todo tras la derrota en la pista del Villa de Aranda, que ha metido al equipo cuarto por la cola ocupando la plaza de promoción de descenso.

Nuevamente se viene por delante una empresa complicada para los granates, porque
el Conservas Alsur Antequera se está mostrando como uno de los equipos más en
forma de la categoría, asentado en la zona alta de la tabla desde el inicio y con un
potencial importante dentro de su plantilla. Si a ello se añade que el Fernando
Argüelles es la pista más inexpugnable de la categoría, contando la escuadra de
Lorenzo Ruiz todos sus partidos como local por victorias.

Con la nómina de bajas para este partido a tope y siendo conscientes de lo complicado que será sacar algo del Argüelles, Escribano definió a la escuadra rival señalando que “son un equipo que se caracteriza por ser un bloque que lleva mucho tiempo jugando juntos. Tienen la seguridad de conocer cada uno al compañero y saber a qué juega cada uno. En defensa están muy coordinados y son muy agresivos e intensos, y en ataque no tienen dudas, no cometen errores de pase y son continuos y fluidos, con mucha efectividad”.

Precisamente, lo que más destaca el preparador granate del rival es la compenetración y conocimiento como bloque que demuestra. “Es un equipo muy completo, no tienen grandes jugadores a destacar, a excepción de Chispi o Nacho Soto, pero en el caso de Chispi, él se ha adaptado rápidamente al estilo del equipo, sabiendo perfectamente lo que debe hacer en cada momento. A fin de cuentas, son un bloque que juega de memoria”.

Para este partido serán bajas Juanlu Moyano, Ricardo Amérigo, Ramón Fuentes, Juanan Romero, Raúl Pavón y Aitor Gómez, algo que dificultará bastante las opciones de dar la sorpresa en tierras antequeranas.