Javier González Calvo de Crowe (en el centro), representa al grupo Infinity, junto al su grupo que gestionaría al Córdoba CF.

En la tarde del lunes ofreció una rueda de prensa la firma Crowe, en representación de  Infinity, el grupo inversor de Baréin que quiere hacerse con la unidad productiva del Córdoba CF. El sitio elegido, un Hotel céntrico de la capital, y en la misma, Javier González Calvo, llevó la voz cantante de un grupo al que se le pone cara tras haber dado el beneplácito el juez de lo Mercantil, Antonio Fuentes Bujalance, al administrador concursal, Francisco Estepa, para que se hiciera con la unidad productiva del Córdoba CF.

Lo primero que explicó González Cobos fue que “hasta ahora hemos guardado silencio por respeto al Córdoba CF” y matizó que “nuestro proyecto está basado en la estabilidad, es un proyecto a largo plazo”. Presentó al que será el consejo de administración “Antonio Palacios, Registrador de la Propiedad y parte muy importante para el soporte jurídico; Jesús Coca, presente en instituciones de Córdoba; Adrián Fernández Romero, Miguel Gómez, además de dos personas que llegado el caso representarán al fondo Infinity y que serán de Baréin”.

González Cobos continuó explicando que “nos ponemos en contacto con Daniel Pastor, supervisor del convenio de acreedores del Córdoba CF, que nos comunica que los órganos judiciales estarían dispuestos a escuchar una oferta por parte de terceros en la cual pudieran comprar la Unidad Productiva. Pero para ello era necesario poner tres millones de euros en el juzgado, porque los que interesados debían poner el dinero por adelantado. Tenemos puestos tres millones de euros en el juzgado sin un solo papel. Simplemente, dos autos que han salido con posterioridad, uno, subastando la UP, y dos, dando a la administración concursal para que se nos venda esa UP. Además, no solo nos piden que depositemos el dinero, sino que expliquemos nuestro proyecto. Depositamos en el juzgado ese proyecto. Habíamos trabajado con técnicos de confianza para que nos dijeran qué podíamos encontrarnos en el Córdoba CF en caso de acceder a él. Estos técnicos nos han ayudado a conocer la situación actual del club. No quiere decir que vaya a sustituir a nadie de las personas o técnicos que están en el Córdoba CF”.

Continuó explicando González Cobos que “asumimos todos los gastos y eliminamos todas las partidas de ingresos, porque actualmente no hay ningún solo ingreso de abonos, de derechos, de nada, de márketing, que no se haya cobrado ya. Partimos, por lo tanto, de ingresos cero. Le decimos al juzgado que de aquí a final de temporada considerábamos no sólo poner los tres millones ya puestos, sino otros dos millones y medio de euros más”. Del mismo modo, explico sobre el affaire con la RFEF que “me veré mañana -por el martes- con ellos. Estamos intentando desbloquear la situación por cuanto es de nuestro máximo interés el poder ir de la mano del que regula la competición. Todo lo que hemos hecho hasta la fecha lo estamos haciendo acorde a ley. Si bien es cierto que es novedosa la venta de la UP en fase común de un concurso, no hay ley federativa ni ley del deporte que diga que no se puede hacer. O no hay ninguna ley que diga que no se tiene que acatar un auto de un juez. No es la primera vez que a pesar de la oposición del ente federativo, los tribunales le dicen que tienen que acatar un auto”.

Explicó González Cobos que “consideramos que nuestro proyecto está basado en la ilusión de personas que confían su dinero en entrar en un país como España y en la ciudad de Córdoba para hacer crecer al Córdoba CF para darle una entidad jurídica y deportiva que le haga volver a donde merece. En un proyecto basado sobre todo en reforzar la base. Crearemos las estructuras necesarias para desarrollar un proyecto de formación en Córdoba que ayude al resto de equipos en los que se base el Córdoba CF. Para nosotros tan importante es lo deportivo como lo institucional y, sobre todo, las personas que vienen representando al Córdoba CF, que no son otros que los aficionados. No escatimaremos en recursos, no solo económicos, para poder volver a ilusionar a esta ciudad”.

Del mismo modo, desveló que “una vez que esté adjudicada la UP desvelaremos qué personas están detrás de Infinity. Se trata de personas, del Golfo Pérsico, que se dedican a inversiones de todo tipo. Personas que han estudiado en EEUU y en Inglaterra y con información para generar la máxima ilusión en Córdoba. Hemos explorado todas las posibilidades de comprar el Córdoba CF, pero la única que tenemos descartada hasta la fecha es la de comprar el Córdoba CF SAD. Trabajamos con la RFEF para poder llegar a un entendimiento para evitar que se siga adelante con la pelea que se ha generado. No tenemos ningún derecho legal para poder iniciar conversaciones con los futbolistas. Dentro de nuestra oferta se cubren todos los impagos que hay hasta la fecha. No solo de los futbolistas, sino de todos los trabajadores del Córdoba CF SAD y no solo los actuales, sino los que están impagados de despidos en los últimos meses. Nuestra oferta dura hasta el día 5. Dentro de esta semana deberíamos comprar la unidad productiva. No creo que el Córdoba CF en esta situación pueda aguantar más de estas fechas”.

Por último, confirmó que “en nuestra oferta especificamos que estamos dispuestos a sentarnos con todos los proveedores y llegar a un acuerdo para que les permitan la continuidad con el club. Nuestra intención es no dejar tirado a nadie. Nuestra oferta es por el Córdoba CF, por su camiseta, su escudo, su himno, su mascota y todo lo relativo al Córdoba CF”.

Aqui tiene la rueda de prensa de Infinity en Córdoba.