Miguel de las Cuevas logró el tanto que daba el triunfo al Córdoba CF en su visita al Don Benito, un triunfo fuera de casa que tanto buscaba el plantel cordobesista. El jugador se encontraba radiante y matizó que “después de todas las circunstancias, después de todo lo que nos está rodeando, es una satisfacción doble, porque este equipo siempre ha dado la cara, está comprometido al máximo y cuando no ganamos, sobre todo fuera de casa, que nos está costando, nos íbamos muy dolidos. Hoy ha sido el día, nos vemos súper felices, súper contentos, esta es la dinámica. Portería a cero y a seguir, ahora a ganar el siguiente partido en casa y a ver si nos podemos meter en la pelea”.

Respecto al gol, que el propio Raúl Agné afirmó que no era fácil marcarlo, De las Cuevas matizó que “parecía que el balón no bajaba nunca, el bote era muy alto y había que acomodar bien el cuerpo para meterla. Los goles en teoría más fáciles son los más dificíles. Me voy con la satisfacción de poder ayudar al equipo, dar tres puntos y esa jugada Javi también está ahí estorbando al portero porque si no va a disputar ese balón el portero no se equivoca. Somos una piña, este vestuario por la situación que estamos lo da todo, y nos vamos muy contentos”.

El triunfo no cabe duda y en eso está de acuerdo De las Cuevas es importante por la situación del equipo y del club. El jugador matiza que “nos hemos levantado a las 6:00 para viajar, hemos venido en autobús, ninguna mala cara, ningún mal gesto, al revés, queremos todos ayudar y no es fácil. Al final, estás en el fútbol profesional y estos horarios habituarte y luego dar el callo es complicado. El equipo compite, da la cara en cualquier campo y esta victoria nos tiene que servir para confiar más en nosotros y para estar todos juntos con la afición que gracias a ellos el Córdoba va a subir”.

De las Cuevas resaltó a la afición, que al igual que ellos “han madrugado, han cogido sus coches, han viajado, sentimos el apoyo más que nunca en estos momentos. La victoria va por ellos y por la gente que se ha quedado en Córdoba y a ver si el próximo domingo en el campo es una fiesta también”.

Sobre su actuación personal, su entrada al campo, dijo que “el míster prepara muy bien los partidos, sabe en que momento necesitas una cosa u otra. Él pensaba al principio que el partido iba a estar más trabado, que en los últimos minutos íbamos a tener nuestras opciones. Igual el cambio era para tener más continuidad en el juego y aquí hay que estar todo el mundo preparado, todo el mundo hay que remar, todo el mundo hay que sumar. En Murcia me quedé fuera, luego jugué de titular, hoy me quedo fuera, pero también ha pasado con muchos compañeros, aquí tenemos que estar todos preparados. Hay una comunión muy buena en el grupo y el que sale siempre intenta hacerlo bien”.