Pasó esta mañana Raúl Agné por la sala de prensa de El Arcángel. El técnico blanquiverde, que agradeció a los periodistas el gesto de sacar una revista con sus reflexiones personales acerca del Córdoba CF tratando de recaudar fondos destinados a la grave situación económica que atraviesa el club, manifestó que “vamos viendo la luz” en referencia a la situación del club y a que al parecer ya ha vuelto a conectarse en la Ciudad Deportiva y dijo que “esperemos que todo poco a poco se vaya solucionando”.

Raúl Agné agradeció todas las iniciativas en apoyo al equipo que han ido saliendo a lo largo de la semana, incluida la revista “65 años de vivencias blanquiverdes” y manifestó que la plantilla sí nota esos gestos “somos conscientes del ruido que hay externo, del apoyo interminable de esta afición, vosotros mismos también habéis mostrado vuestro apoyo con esta revista de manera altruista. Creo que represento un poco al grupo y nos sentimos muy muy agradecidos. Esperemos que el domingo esto sea una fiesta y esperamos estar a la altura, sacar el partido adelante que es lo que nos interesa a todos y que poco a poco en lo institucional y que esto nos sirva para ir cogidos de la mano y que en un futuro continúe siendo así”.

El partido del domingo ante el Mérida explicó Raúl Agné que “me recuerda cuando jugué un derbi canario, que durante toda la semana se hablaba del derbi, ruido, gente expectante, todo el mundo ilusionado…me recuerda un poco eso. Es un partido que está generando unos sentimientos muy profundos de todo el mundo, que nos llega a nosotros ese sentimiento y nosotros tenemos que ser capaces también de entender que todo lo que hacemos lo hacemos por este sentimiento y por esta gente, y estoy seguro que eso llega y el domingo la arenga no será necesaria para que corran. Espero y confío”.

Respecto a la disponibilidad de la plantilla para el duelo ante el Mérida, Raúl Agné desveló que “Jesús Álvaro y Xavi Molina han entrenado toda la semana con normalidad. El único, Antonio Moyano, que sigue teniendo unos problemas y no ha estado con el grupo, y Owusu que está fuera con su selección. Fidel sí está disponible, es un toro”.

Sobre los jugadores, el técnico manifestó que “los veo muy bien, se están comportando como profesionales de manera ejemplar y que también son conscientes de donde están. Yo he vivido esta situación en otros sitios y bastante más complicado que aquí. Me sorprende para bien que entre todos lo afrontemos con esa tranquilidad y esa profesionalidad el día a día. Yo los veo muy bien”.

Respecto al partido y el rival, afirmó que “sería un ingenuo si dijera que va a ser fácil porque es el equipo más goleado,porque acaba de ascender. Es un equipo que lo basa todo en el bloque defensivo, defiende bien, tiene buenas estructuras defensivas, se le ve trabajado en ese sentido, pero le veo todo su potencial ahí, es muy probable que nos toque llevar permanentemente la iniciativa, hacer un partido con paciencia, con ritmo, pero con paciencia porque hasta que no abramos el marcador es un rival incómodo”.

Matizó el técnico que si el campo está lleno “el miedo escénico se daría si tú desde el campo metes mucho ritmo, porque entonces se va a sumar lo que tú haces en el campo y lo que te da la gente”.

La situación ha ido cambiando a mejor, aunque el técnico asegura que a sus jugadores “los veo igual que hace un mes, es que no les he visto distraído nunca al respecto. Eso les honra y a mí como entrenador me hace ilusión poder entrenar un grupo así. No es fácil trabajar gratis, es complicado y lo dice uno que lleva dos años sin cobrar nada. Pero a mal tiempo buena cara y a dignificar nuestra profesión”.

Por último, el técnico sí dijo que a su equipo lo va “reconociendo poco a poco. Hemos elegido un camino, nosotros no somos un equipo de músculo de medio campo hacia adelante por lo que tenemos que sumar pases y lo tenemos que hacer desde el balón y desde el juego, pero ese proceso es más complicado que organizar un equipo defensivamente porque cuesta más atacar y cuesta más atacar bien y jugar bien. Y conjuntar y darle una sintonía colectiva al juego siempre es más complicado”.