El juez instructor del juzgado número 5 de Córdoba ha decretado libertad sin fianza para Jesús León, con cargos y con el añadido de la prohibición de salida del territorio nacional. La decisión la ha tomado el juez tras estudiar la documentación incautada ayer, más la que ha aportado hoy mismo la defensa y el propio club.

Jesús León, que se ha acogido a su derecho a no declarar, continúa como investigado en la causa y aunque no se han concretado los delitos que se le imputan, todo apunta a que sean los que se dieron a conocer ayer, cuatro delitos económicos: administración desleal, apropiación indebida, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares.

Además, el juez ha decretado que dos administradores judiciales, un economista y un abogado, tomen el control del club, momento en el que Jesús León dejará de ser presidente del Córdoba CF mientras dure esa administración judicial, y disuelto el consejo de administración. Otra cosa diferente es la propiedad de las acciones, algo que según ha desvelado el abogado de Jesús León, Álvaro Cerezo “lo investigará el Juzgado de Instancia 102 de Madrid”.