Javi Flores conduce el balón durante una sesión de entrenamiento.

Todo apunta a que el técnico blanquiverde, Raúl Agné, podrá ya contar para este sábado en el duelo que debe jugar el Córdoba ante el Villarrobledo (19:00), con Javi Flores. El centrocampista cordobés, que sufrió una rotura muscular en la semana de preparación del duelo ante el Algeciras, y que se ha perdido los cuatro últimos encuentros, además de el disputado ante el Algeciras, los jugados ante el Cartagena, el San Fernando y el Talavera de la Reina, saldados con un triunfo en casa ante el conjunto gaditano, dos derrotas y un empate.

Un pobre bagaje para un aspirante al play off que trata de recomponerse a marchas forzadas y seguir manteniéndose fuerte en El Arcángel, donde sólo han volado dos puntos tras un empate ante el Badajoz y donde las huestes ahora de Raúl Agné han derrotado al Recreativo Granada, el Murcia, el Cádiz B y el San Fernando, y donde ahora recibirán a un Villarrobledo metido en puestos de descenso y que no ha puntuado en los cinco encuentros que ha disputado a domicilio esta temporada.

Si nada se tuerce a última hora, todo apunta a que Javi Flores será de la partida, al menos de los convocados. Por contra, el que no estará será Owusu. El máximo goleador blanquiverde esta temporada ya está concentrado con la selección sub 23 de Ghana para participar en la Copa Africana de Naciones sub 23. El pichichi blanquiverde se perderá seguro el duelo ante el Villarrobledo, que de todas formas se perdería al ver en Talavera su quinta cartulina amarilla, que provocó para cumplir mientras estaba con su selección.

Pero lo peor es que el punta podría perderse también los partidos ante el UCAM Murcia e incluso el del Mérida. Ghana debuta el viernes ante Camerún; jugará el lunes ante Egipto, anfitriona del torneo; y el jueves frente a Mali. Dependiendo de si se clasifica o no para semifinales, que lo harán los dos primeros de grupo, tardará más o menos en incorporarse al conjunto blanquiverde.