Imagen de un partido del Deportivo Córdoba.

Este sábado (18:00) el Deportivo Córdoba mide sus fuerzas con el Guadalcacín, uno de los equipos más potentes del grupo 3 de Segunda División y que ocupa actualmente la cuarta plaza en la clasificación con 10 puntos, solo uno más que los sumados por el conjunto deportivista en este inicio de temporada, y ante el que las jugadoras de Juanma Cubero tratarán de confirmar su reacción tras la brillante victoria de la pasada jornada en El Ejido (4-6).

Sobre ese triunfo, el técnico cordobés valora que fue “un partido muy bueno por nuestra parte, contra un rival fuerte al que en su casa va a ser difícil batir y que llegaba tras vencer en la pista del Torcal. El equipo supo aguantar el tipo en la primera parte pese a que no estuvimos finas en varias situaciones de juego que nos hicieron ir con el marcador en contra, pero en la segunda parte nos pusimos el mono de trabajo, con jugadoras jóvenes aportando mucho y supimos remontar; después ya hasta última hora, el dominio fue nuestro”.

En ese encuentro ante El Ejido, las califales consiguieron aparcar su sequía de cara al gol, un aspecto del que Cubero asegura que “no era preocupante porque al final el balón tiene que entrar, ya que las jugadoras están trabajando para hacer goles. Del pasado partido salimos todos muy contentos, entre otras cosas porque hicimos varios goles en transición, una faceta en la que estamos insistiendo demasiado, e incluso dos o tres golpeos exteriores, donde ahí Trini es verdad que una de nuestros máximos baluartes, una jugadora que también debe de aportar mucho gol, pero como he dicho en otras ocasiones, ni Rocío ni Trini, sino todo el equipo tiene que ser el que marque goles”.

Tras esta pasada victoria, el entrenador deportivista reconoce que “las victorias son importantísimas para afrontar una nueva semana de entrenamiento, ya que la dinámica de trabajo cuando se gana no es la misma que cuando se pierde y esta semana se ha notado la alegría en el vestuario pese a que contamos con jugadores con lesiones y otras molestias, pero están aquí siempre entrenando para hacer grupo y las que están bien pues, te puedes imaginar: a tope para llegar bien contra un rival fuerte y con una motivación especial para poder encaramarnos a los puestos altos”.

La siguiente cita de las cordobesas será el Guadalcacín, ante el que Juanma Cubero espera “un partido muy intenso ante un rival que pese a contar con bajas para esta temporada se ha sabido reforzar muy bien, manteniendo a varias jugadoras base de la plantilla de Primera división que conforman un equipo con muchas tablas, mucha experiencia, mucha intensidad, gran pegada y, por tanto, será un adversario muy difícil, pero nosotros este año queremos competir contra ese tipo de rivales y estos son los partidos que deben de gustarnos. Todo el mundo está con muchas ganas y espero que podamos sumar otros tres puntos”.

El encuentro tendrá lugar en el IMD Guadalquivir, donde Cubero cree que “el público seguirá respondiendo; sabemos que jugamos en esta ocasión en una instalación donde es más difícil que se vea un gran ambiente, pero la gente que está viniendo a vernos lo hace con muchas ganas, cada vez se informan más sobre dónde son los partidos, e incluso en este caso el rival es uno de los equipos que más aportan a los pabellones visitantes, desplazando a aficionados que hace que se vea un encuentro más animado. Jugamos en el Guadalquivir, que es más pequeño que Vista Alegre, pero espero que se vea un gran ambiente y que se llene”.