Lance de un partido del Córdoba de BM.

Llega pronto el primer derbi cordobés en la División de Honor Plata masculina, ya que este sábado se miden en El Pandero el ARS Naranjas Palma del Río y el Cajasur CBM, en lo que supondrá un nuevo enfrentamiento de estos dos equipos en Plata tres temporadas después. Los dos equipos encaran el encuentro tras haber caído en la primera jornada liguera y con el deseo de estrenar su casillero de victorias. La cita dará comienzo a la 18:00 horas con arbitraje de la pareja madrileña formada por García Camino y Arcos Adeva.

Duelo de necesitados aunque se trate de la segunda jornada porque tanto el ARS como el Cajasur cayeron en su primer partido liguero y buscarán reaccionar para comenzar a sumar pronto. Los palmeños lo hicieron en Ciudad Real ante el Alarcos y los granates en Fátima ante otro nuevo en la categoría como es el Sarrià. De esta manera, el derbi medirá a dos equipos que lucharán de poder a poder por conseguir la victoria, en una cancha que aprieta de lo lindo y que es un valor añadido más para los de Víctor Montesinos.

El técnico granate Jesús Escribano expresó el anhelo de su plantilla de afrontar el envite en Palma del Río apuntando que “la verdad es que tenemos ganas de que llegue el partido, sobre todo para quitarnos el mal sabor de boca del duelo de la semana pasada, independientemente de la derrota, más por cómo se llegó a esa situación del resultado final”.

Escribano mira con recelo al partido en El Pandero, consciente de que la pista palmeña es un punto a favor del cuadro local. En ese sentido señaló que “Palma del Río tiene en Plata lo que no tenemos nosotros, un entrenador con experiencia, un equipo que sabe pelear en la categoría con buenos resultados y un pabellón que achucha a los equipos rivales, algo que es nuestro mayor déficit. Quizás hubiésemos preferido otro rival que no fuera Palma en la segunda jornada, pero es el que toca y vamos a ir a hacerlo lo mejor posible”.

En lo meramente deportivo, la clave para el preparador granate desde su propia perspectiva está en que “tenemos que ser fieles a nuestra forma de jugar, hacerlo rápido, evitar las interrupciones y recibir continuos golpes francos; cuando defendamos intentaremos anular su juego de uno contra uno y dos contra dos con Julio Morgado, y, sobre todo, tener paciencia suficiente para defender hasta el final y no despistarnos para terminar concediendo un lanzamiento fácil”.

Para este partido, en principio la única baja es la de Juan Luis Moyano, que sigue trabajando para recuperarse lo antes posible de su lesión de hombro.