La plantilla granate durante un tiempo muerto.

Si escribimos 868, parece un número al azar, pero son los días que van a pasar entre el pasado 29 de abril de 2017, cuando Vista Alegre se convirtió en un valle de lágrimas tras la derrota del Córdoba BM ante el Torrelavega con el consiguiente descenso a Primera Nacional, y el sábado 14 de septiembre de 2019, fecha en la que los granates vuelven a engalanarse con el plateado propio que corresponde como mínimo a su categoría como club. Lo harán en la IDM Fátima a la 19:30, recibiendo a otro recién ascendido como es la escuadra gerundense de la Unió Esportiva Sarrià, partido que será dirigido por los andaluces García Vico y Sanmartín Almazán.

Muchas cosas han cambiado para la entidad granate en estos dos años y medio, en los que se configuró un fuerte proyecto para poder volver a División de Honor Plata, que dio sus frutos en Vigo en el mes de mayo pasado. La idea es, como mínimo, mantenerse y asentarse en la categoría, y para ello se ha conseguido mantener la base del bloque que consiguió el ascenso, reforzado con cinco incorporaciones que deben aportar experiencia y calidad. Tanto Ricardo Amérigo como Juanlu Moyano, José Manuel Ramos Padilla y Filipe Martins son jugadores contrastados en la categoría, incluso en Asobal, a los que hay que añadir la vuelta de un diamante en bruto como es el joven algecireño Domingo Luis.

Para el retorno toca lidiar con un equipo que tiene como mínimo la misma ilusión que los granates puesta en esta temporada, dirigido técnicamente por Salva Puig, ex jugador de Granollers y Barça e hijo del histórico Jaume Puig. Su homólogo Jesús Escribano declaró sobre el rival que “Sarrià es un equipo muy parecido a nosotros, que ha mantenido el bloque del ascenso, con un jugador muy determinante como Pere Arnau, buenos extremos, buena portería y mucho trabajo en defensa. Lo que más se nota es la continuidad en el bloque, tienen el modelo de juego heredado del año pasado y en ese sentido es un equipo peligroso porque viene rodado”.

Para Escribano, su equipo deberá estar especialmente atento a diferentes facetas del juego, pero especialmente “tenemos que controlar a Pere Arnau, sin descuidar otras parcelas, saber que tenemos que correr, porque creo que somos superiores en profundidad de banquillo y eso debemos intentar aprovecharlo”.

Para este partido, será baja en la filas granates el lesionado de larga duración Juanlu Moyano, mientras que se presentan como dudas la participación de José Manuel Ramos Padilla y Raúl Pavón.