Lance del partido disputado por el Adesal en Fuengirola.

El Adesal experimentó todo tipo de sensaciones en su primer test de la pretemporada, que además, se correspondía con la fase de grupos de la Copa Andalucía. Ganó al Fuengirola, que suele ser lo que cuenta, y lo hizo por dos goles de ventaja, circunstancia que le da cierta ventaja de cara a la clasificación para la ronda de semifinales de la competición. Pero la mejor de todas las noticias es que aún tiene mucho margen de mejora.

El partido comenzó mal para el equipo de La Fuensanta. Con todo por ajustar por
aquello de que era el estreno, las jugadoras de Rafa Moreno se vieron sorprendidas
por un Fuengirola que se escapó hasta de cinco goles para poner un preocupante 9-4 en el marcador. Sin embargo, un tiempo muerto y más atención, permitieron al Adesal reaccionar.

Antes del descanso estaba obligado a nadar contracorriente, pero supo sujetar al
Fuengirola hasta el punto de que en el tiempo de descanso iba perdiendo de tres goles (15-12).

El receso vino bien, porque el Adesal comenzó a funcionar en ataque con mayor fluidez, mientras que en defensa se sintió más seguro. Es decir, trasladó las dudas a su adversario hasta el punto de que dejaba la sensación de que iba a culminar la remontada. Y ésta llegó en el minuto 52. El Adesal se puso por delante y terminó ganando de dos goles (26-28).

Una diferencia que iguala la conseguida por el Málaga Norte ante el Fuengirola en el primer partido de la fase de grupos (25-23). Eso sí, el Adesal facturó dos más y eso hace que empatando en el partido que tienen que dirimir este sábado en Cabra le bastaría para acceder hasta semifinales de la Copa Andalucía, la competición
que sirve para preparar lo de verdad: la Liga, que empezará el 15 de septiembre.