El pasado lunes se puso en marcha la Comisión de Fútbol Femenino (CFF) de la RFAF, coordinada por el presidente federativo, Pablo Lozano, y el secretario general José Antonio Pernía, y cuya responsable es Meritxell Rubio, esta comisión se compone de miembros de las ocho delegaciones de la federación, más un representante del Comité de Árbitros, un coordinador de selecciones femeninas, y otro de selecciones de fútbol sala femenina.

La importante representación cordobesa en esta CFF está conformada, además de por Pablo Lozano, presidente de ente federativo autonómico, por María Dolores Santiago, responsable adjunta de a CFF; Alba Adrià Lora Torrecilla como representante del Comité de Árbitros; y Martín Torralbo, como coordinador de las selecciones femeninas de fútbol.

En esta primera reunión, Pablo Lozano ha esbozado las primeras líneas de trabajo sobre las que se cimentará el trabajo de esta comisión, que se reunirá quincenalmente para ir pilotando los avances que se vayan sucediendo en las diferentes materias programadas, con el objetivo, en palabras del presidente, “de que contribuyamos entre todos a que el fútbol y fútbol sala femenino andaluz trabajen conjuntamente para ser una referencia indiscutible para este deporte”.