Pawel Kieszek en un entrenamiento con el Córdoba.

El Córdoba CF hizo llegar días atrás al meta Pawel Kieszek una suculenta oferta, tanto en lo económico, sobre todo si ascendía el conjunto blanquiverde, como en la duración del contrato, tres temporadas, para que el veterano meta polaco regresara al conjunto cordobesista. Pero finalmente, Kieszek la ha desechado mirando más la categoría donde competir la próxima campaña.

Kieszek, incluso ha recibido en los últimos días una oferta de renovación por parte del Málaga, club en el que militó la pasada campaña y en el que aunque sólo disputó seis encuentros, ofreció un buen rendimiento. El meta llegó al conjunto malacitano en calidad de cedido por el Córdoba, con la opción por un lado de seguir en el Málaga si lograba el ascenso a Primera, pero con la cláusula de no tener que regresas a Córdoba si el equipo, como así sucedió finalmente, descendía a Segunda B. De esta forma, quedó completamente libre el pasado 30 de junio para negociar con cualquier club cara a la campaña que viene.

El Málaga quiere que siga la temporada que viene y está negociando con el portero, según las fuentes consultadas. Es previsible que esta operación no se resuelva de una forma inmediata, ya que el club de Martiricos necesita mantener el proceso de reducción de las fichas de su plantilla antes de anunciar nuevas contrataciones. El portero, además, deberá analizar las propuestas que pueda tener, si bien las mismas fuentes dicen que la predisposición del meta polaco es máxima para regresar a la ciudad y al conjunto de La Rosaleda.

Pero finalmente Kieszek no regresará al Córdoba. Además de la oferta de renovación del Málaga, el polaco ha recibido una oferta de un club del extranjero que supera con creces a la del Córdoba.

Por si sí o por si no, y como Kieszek no respondía, la dirección deportiva del Córdoba comenzó a trabajar buscando un recambio también de peso para competir con Edu Frías y Alberto. El principal candidato, una vez descartado Kieszek, las miras las han centrado en Isaac Becerra, que cumplió contrato con el también descendido Nàstic.