Andrés Martín pugna por el balón con David García.

Era el partido del ultimatum. El Córdoba sabía que de no ganar a Las Palmas certificaría su descenso matemático a Segunda B. Por su parte, el conjunto canario era consciente que un tropiezo le mantendría aún más en vilo de cara a la permanencia en la categoría. No estuvo mal el Córdoba, aunque es cierto que mostró sus enormes carencias defensivas, con errores de bulto, como prueba el gol que encajó tras una serie de errores en cadena a la salida de un córner. Al final, derrota y descenso con cuatro jornadas por delante para pulgar una caótica y descabezada temporada en la que los blanquiverdes dicen hasta luego al fútbol profesional. Ojalá el regreso sea rápido. La tristeza de los blanquiverdes contrastaba con la alegría de los insulares, que prácticamente dejaban certificada su permanencia en la categoría.

El Córdoba, con la novedad de Loureiro jugando a pierna cambiada en lugar de Álex Menéndez, salió fuerte, tratando de sorprender al conjunto insular. Y a punto estuvo de hacerlo Andrés Martín, el mejor de su equipo, que en el arranque estrelló un remate en el larguero tras un envío de De las Cuevas. Junto al de Aguadulce, se pueden salvar Fernández, Loureiro y Piovaccari, que siempre ponen toda la carne en el asador y al menos, los salva su pundonor.

Sin que Las Palmas dominara el duelo, sí tenía mayor presencia ofensiva, aunque al contragolpe, sobre todo en todos los balones que llegaban a los dominios de Andrés Martín, el Córdoba engendraba peligro. Así, Álex Carbonell cabeceó alto un centro de Fernández. Casi de inmediato, primero avisó Araujo, y de inmediato, en un saque de esquina botado por Javi Castellano, Danny Blum aprovechó el desacierto en el despeje de la defensa para mandar el balón a la red. De inmediato, Rubén Castro pudo sentenciar el duelo, pero su remate, tras una asistencia de Blum, se estrelló en la madera.

El juego se diluía en el centro del campo, con mayor posesión de Las Palmas, pero con escaso peligro. Justo antes del descanso, un servicio de De las Cuevas lo cazó Piovaccari en el área pequeña, pero su potente remate no cogió buena dirección. Antes del descanso, Araujo y Eric Curbelo probaron fortuna sin éxito.

En el arranque del segundo acto, de nuevo la tuvo el Córdoba. Andrés Martín se coló por la derecha y puso un pase atrás que Álex Carbonell no supo aprovechar. El Córdoba mantenía mayor posesión de balón, pero sólo Andrés Martín llevaba algo de peligro. La salida al campo de Javi Lara, el debut de Chuma, y el retorno de Araujo, fueron algunas de las notas de un tramo final en el que el conjunto blanquiverde puso algo más de verticalidad, aunque en las contras era peligroso Las Palmas.

Los minutos pasaban, el marcador no se movía ni se creaba el peligro suficiente para conseguirlo y la derrota conducía al Córdoba inexorablemente a Segunda División B de forma matemática. En la última jugada, a la salida de una falta lateral, los once jugadores blanquiverdes buscaron un remate que evitó el meta Josep. Fue la última acción del partido y de un equipo que aunque en la próxima jornada seguirá en Segunda A, ya es de hecho de Segunda División B.

Las Palmas – Córdoba
Las Palmas: Josep Martínez; Jesús Fortes, Eric Curbelo, David García, De la Bella, Cedrés, Javi Castellano, Ruiz de Galarreta, Danny Blum (Fidel, 83′), Araujo (Rafa Mir, 72′) y Rubén Castro (Maikel Mesa, 66′).
Córdoba: Marcos Lavín; Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Loureiro, Álex Vallejo, Alfaro (Araujo, 83′), De las Cuevas, Álex Carbonell (Javi Lara, 72′), Andrés Martín y Piovaccari (Chuma, 78′).
Goles: 1-0 (19′) Danny Blum.
Árbitro: Moreno Aragón (madrileño). Mostró cartulina amarilla a los jugadores locales De la Bella, Ruiz de Galarreta y Javi Castellano; y al visitante Piovaccari.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 38ª jornada de Liga en Segunda División A disputado en el Estadio Gran Canaria.