César Martínez, seleccionador nacional.

Finaliza la Youth League de Limassol (Chipre), con un balance de tres metales para una selección española que dirige el seleccionador cordobés César Martíonez: un oro y dos platas. El oro ha caído para la cadete de la modalidad de Kata María San Francisco y las otras dos platas han sido para Marta Pascual, en modalidad kumite cadete +54 kg y Salvador Balbuena en Kata cadete.

Hay que resaltar la lucha por parte de los seleccionados españoles por otras cuatro medallas de bronce, tres de ellas en kumite, que al final, pese a un gran esfuerzo realizado no se han podido conseguir.

La Youth League es conocida como la competición más exigente del mundo de estas categorías, contando con la participación de un total de 1582 atletas de 58 países diferentes, competición que ha mostrado un altísimo nivel.