Carlos Machado en plena actuación durante un partido de esta campaña.

La Liga está a distancia del Priego TM. En el caso de ganar mañana viernes a las 20:00 horas en el Centro de Tecnificación, el máximo exponente del Real Club Priego tenis de mesa se hará acreedor de su quinto título. Todo un hito a nivel local, provincial e incluso regional.

Sin embargo, esos dos puntos, que podrían considerarse como una distancia corta, en realidad pueden parecer kilométricos si se atiende al potencial del adversario. Porque el Arteal de Santiago de Compostela se presenta en Priego como algo más que una amenaza seria. Y es que en Guadalajara se proclamó campeón de Copa y ahora busca lo que sería un doblete histórico.

Por lo pronto, hay muchos escenarios previos a la contienda, a la gran batalla. Para empezar, no está de más recordar el precedente de esta temporada. El Cajasur ganó en Santiago de Compostela en un partido que se podría considerar interminable. Más de cuatro horas de contienda que pueden dar una idea del show que se puede vivir.
Además, el cuadro compostelano tiene a un par de viejos conocidos.

De un lado, está Enio Mendes, componente de una de las plantillas con las que el Cajasur se hizo campeón de Liga. Y, además, está el caso de Moisés Álvarez, un prieguense que mañana tratará de profanar el lugar en el que empezó a venerar su deporte. Además, se deben sumar las opciones para cerrar su alineación del brasileño Manhani, un zurdo de los incómodos, y Tianming, quien también le ha aportado muchos puntos a lo largo de la presente temporada.

En un principio, al Arteal le va la carta de la distensión. Es decir, se entiende que por tradición e historia, el Priego TM tiene más presión. Sin embargo, esos argumentos también podrían dar paso a la experiencia en momentos cumbre y ahí el representativo de la Subbética cordobesa tiene demasiada ventaja.

Por lo pronto, Carlos Machado está mejor de los problemas que han podido condicionar el devenir de una temporada en la que los problemas fueron un denominador común. Porque durante el curso siempre hubo algún lastre: la lesión inicial de Silva, la documentación de Han o el último contratiempo de Alejandro Calvo, quien es el único descarte confirmado para la esta cita. Es decir, que Luis Calvo dispone de las cartas de Machado, Silva, Han y Carvalho para componer la alineación.

Pero la gran virtud del Priego TM es que ha ido superando todos los obstáculos para llegar hasta aquí. Llegar al momento en el que una victoria, en función al coeficiente particular, le podría dar su quinto título de Liga a dos jornadas del cierre de la competición. Eso sí, también hay que tener presente que el rival juega y muy bien, por lo que habría que hacer cuentas en el caso de que finalmente no acabe la gran batalla como todo Priego y la provincia de Córdoba quieren. Pero no se puede pensar en el después cuando hay tanto en el presente.

Luis Calvo
“Es un partido complicado, pero tenemos una pequeña ventaja y jugamos en casa. En estos momentos, el equipo está mejor después de que Carlos Machado haya superado su lesión. Por lo tanto, es una oportunidad única para ser campeones de Liga pero dependerá del marcador porque ganando se hará, empatando tenemos muchas opciones y haremos todo lo posible para no perder”.

Carlos Machado
“Será un partido muy difícil y creo que está al 50 por ciento, porque ellos vienen muy fuertes tras conquistar el título de Copa. Estamos entrenando con normalidad e ilusión, por lo que confiamos darle un nuevo título a Priego y al club. Además, esperamos que venga mucha gente el viernes al Centro de Tecnificación”.