Celebración gol de Piovaccari.

El Córdoba sufrió hasta el pitido final para hacerse con un triunfo que le vuelve a dar la vida y parece reengancharlo de nuevo a la lucha por la permanencia. Un triunfo 3-1 ante un Mallorca que nunca bajó los brazos y que hizo a los blanquiverdes temer por el resultado hasta el final, vuelve a darle oxígeno para seguir en la pelea.

Con la importante novedad de Marcos Lavín en la portería, el técnico blanquiverde repitió el resto de jugadores que saltaron de inicio al Ramón de Carranza. Fernández y Álex Menéndez ocupaban los laterales, con Quintanilla y Miguel Flaño en el centro de la zaga. Luis Muñoz repetía por delante de la defensa escoltando a un centro del campo con Bodiger y De las Cuevas, con Andrés Martín y Jaime Romero en los costados, y Piovaccari como referencia en la punta de ataque.

Por su parte, Vicente Moreno, técnico del Mallorca daba continuidad al equipo que enlazaba tres triunfos consecutivos, con el cordobés Antonio Raíllo comandando la defensa bermellona y capitaneando a un equipo que se ha instalado en la zona de play off.

Desde el inicio el Córdoba trató de imponer su ritmo y comenzó mandando en el terreno de juego y atacando el portal defendido por Reina. No tardó mucho en aparecer un pase filtrado de De las Cuevas sobre Andrés Martín, que mandó a Piovaccari para que el italiano lo mandara suavemente a la red.

Pero el Córdoba, lejos de mantener el ritmo alto de juego y el balón comenzó a ceder terreno, quizás empujado por el conjunto bermellón. Pasado el cuarto de hora, una jugada trenzada visitante acabó con un centro de Estupiñán que Budimir no acertó a empujar a la red. Los blanquiverdes buscaban ahora el contragolpe y Andrés Martín y Piovaccari protagonizaron dos rápidas acometidas que murieron en la frontal del área.

Con mayor posesión del Mallorca y un ordenado Córdoba llego la que pudo ser jugada clave del partido. Andrés Martín es derribado dentro del área por Leo Suárez y el colegiado señaló el claro penalti. Miguel de las Cuevas no acertó en el lanzamiento y mandó el balón por encima del larguero. De inmediato, a la salida de un córner y tras una serie de rechaces en el área blanquiverde, Dani Rodríguez no acertó a marcar prácticamente a puerta vacía.

Tras la reanudación el Mallorca salió con un cariz más ofensivo. El técnico dejó en la caseta al mediocentro Baba para dar entrada a Aridai, jugador de carácter mucho más ofensivo. El Mallorca apretaba, pero la ocasión en este arranque fue para el Córdoba. Andrés Martín controló un balón en tres cuartos de campo contrario pero no supo que hacer. Pudo disparar ante la salida del meta Reina, y pudo pasar a De las Cuevas que entraba por su izquierda. Al final optó por disparar flojo y desviado.

El Mallorca insistía y continuamente bordeaba el área blanqiverdes. La defensa se las vio y se las deseo para sacar una serie de rechaces en dos jugadas consecutivas. A la hora de juego, Lago Junior recibe dentro del área en clarísimo fuera de juego y su cesión a Aridai significó el empate al rematar libre de marca. No había sido justo el empate bermellón, más allá de la insistencia visitante. La jugada ni mucho menos había sido legal. Pero el Córdoba se repuso de inmediato y tras un centro medido de Álex Menéndez, Piovaccari, en posición dudosa, tocó con la coronilla para mandar de nuevo el balón a la red.

El Córdoba se serenó y trató de mantener la posesión del balón ante un equipo que también lo quería. Los blanquiverdes miraban hacia arriba y tras una magnífica jugada de Jaime Romero, que entró de fuera hacia adentro buscando el disparo, cedió a De las Cuevas en el lado izquierdo. El alicantino se preparó el balón y desde la esquina del área grande largó un colocado disparo que entró prácticamente por la escuadra sin que Reina pudiera hacer nada para evitarlo.

Los minutos finales fueron trepidantes. El Mallorca se volcó en ataque completamente y su insistencia le valió para acortar diferencias. En una embarullada jugada y tras una serie interminable de rechaces, Álex Menéndez acabó introcudiendo el balón en su propia portería. La emoción estaba servida. Más con un inusitado y exagerado descuento de seis minutos en los que el Mallorca estuvo a punto de empatar en un balón que sirvió Lago Junior y que Aridai estrelló en el larguero.

Córdoba – Mallorca
Córdoba: Marcos Lavín; Fernández, Quintanilla, Miguel Flaño, Álex Menéndez, Luis Muñoz (Álex Vallejo, 50′), Bodiger, De las Cuevas, Andrés Martín (Blati Touré, 79′), Jaime Romero y Piovaccari (Carrillo, 74′).
Mallorca: Reina; Sastre, Valjent, Raíllo, Estupiñán (Salva Ruiz, 63′), Salva Sevilla, Baba (Aridai, 46′), Leo Suárez (Abdon Prats, 59′), Dani Rodríguez, Lago Junior y Budimir.
Árbitro: López Toca (cántabro). Amonestó a los locales Piovaccari, Luis Muñoz, Bodiger y Jaimer Romero y al visitante Estupiñán. Expulsó al técnico visitante Vicente Moreno (81′).
Goles: 1-0 (4′) Piovaccari. 1-1 (60′) Aridai. 2-1 (65′) Piovaccari. 3-1 (73′) De las Cuevas. 3-2 (89′) Álex Menéndez, en propia puerta.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 32ª jornada de Liga en Segunda División A disputado en El Arcángel que contó con la presencia de 8.148 espectadores.