Lance del partido entre el Bujalance y el Betis B.
Al Bujalance Calderería Manzano se les escapa la vida en la categoría. Este fin de semana empató (2-2) con el filial bético en un partido que tenían ganado hasta que restaban 16 segundos. Además, no pudo aprovechar el duelo directo entre el Alcalá y el Victoria Kent, que también empataron y la permanencia sigue a 8 puntos con 18 por jugar.
Durante los primeros minutos ambos equipos fueron muy imprecisos en ataque. Demasiados errores en la elaboración de las jugadas que hacían que los porteros no tuvieran mucho que hacer. Al paso del tiempo el equipo verdiblanco se mostraba más sólido haciendo aparecer la figura de Zafra. Mientras tanto, al Bujalance le costaba hacer ocasiones de gol y sólo se limitaba a disparos lejanos que se iban directamente fuera.
Esa fue la dinámica de casi todo el primer tiempo hasta bien entrados en el ecuador, donde los locales empiezan a atacar con más insistencia el marco de Adrián, pero sin demasiada puntería. El Betis, en los minutos finales, tuvo un disparo de Flethes que se fue al palo y Catiti un tiro que tapó bien el portero.
La segunda parte fue muy diferente a la primera. Prueba de ello es un chut de Ávila que se estrella en el poste nada más continuar el partido. Seguían sucediéndose las ocasiones para los de Fermín Hidalgo que ahora sí metían miedo a los de Mané. Pero el filial bético no se queda atrás y consiguen generar alguna oportunidad de peligro bien detenida por Zafra.
Seguía el cuadro rojillo asediando el marco esta vez defendido por Sancho que tendría que intervenir en un par de ocasiones. La escuadra de las 13 barras sólo hace daño a la contra que no terminan de culminar, pero en cualquier momento podrían marcar. Flethes y Raúl en un par de veces pudieron inaugurar el luminoso pero el portero estuvo bien. Luego Sancho sacó a bocajarro un potente tiro en el área de Dani Flores.
El partido empezó a romperse y en una acción aislada Bernardo, con un disparo raso, hace el 0-1. Estaban mereciendo más los rojillos por ocasiones y no paraban de intentarlo, pero el tiempo transcurría. Faltando algo más de 5 minutos pide tiempo Fermin Hidalgo que opta por jugar de 5. La cosa le sale bien y en la primera intentona Julio mete el balón dentro del área para que Dani Flores la empuje y haga el empate.
Los del Alto Guadalquivir no se conforman y siguen jugando con portero jugador, buscando esa tan ansiada victoria. Y el ser valiente a veces tiene recompensa positiva y llega con otro golazo de Dani Flores quitando las telarañas del marco de Sancho. A falta de 2 minutos, el Bujalance puede conseguir una victoria que no se logra desde diciembre. Tiempo muerto de Mané que ahora juega de 5 y el Bujalance puede finiquitar pero le puede la ansiedad y también que Charly salvó dos disparos de Nono.
El partido se rompe del todo y cualquier cosa puede ocurrir. De hecho, una entrada muy fuerte de Bernardo sobre Jesús Flores faltando menos de un minuto genera una tangana en la que acaba el jugador bético expulsado. Parecía ya que el partido estaba finiquitado, pero nada más lejos de la realidad. El Betis, con uno menos, se encuentra con un contragolpe a favor. Roberto lanza a puerta, tapa un defensa y el rechace lo recoge Flethes que fusila a Zafra a contrapié faltando 16 segundos. A pesar de un último intento local con juego de 5, hubo finalmente reparto de puntos. El Bujalance que al menos no pierde distancia con la permanencia, pero ha dejado escapar una oportunidad de oro.
Bujalance 2 – 2 Betis B
Bujalance: Zafra; Peri, Penalba, Jesús Medina y Julio. También jugaron Isaac, Jesús Flores, Dani Flores, Nono, Catiti, Ávila y Curro.
Betis B: Adrián; Iván, Roberto, Charly y Bernardo. También jugaron Sancho, Jesús, Palmero, Manuel, Raúl y Joselito.
Goles: 0-1 (32′) Bernardo. 1-1 (35′) Dani Flores. 2-1 (38′) Dani Flores. 2-2 (40′) Flethes.
Árbitros: Cuesta Izquierdo y Lozano Navarro (Granada). Amonestó a los locales Curro, Ávila y Penalba y a los visitantes Iván, Roberto, Charly y Joselito. Expulsó al visitante Bernardo.
Incidencias: Partido disputado en el Pepe Montalbán.