Corpas, una de las revelaciones del Almería esta temporada, en el duelo ante el Numancia.

El Córdoba visita el domingo al Almería, un equipo que tras sufrir en las últimas tres temporadas para conservar la categoría, las mismas que lleva en Segunda desde su último descenso -lo hizo junto al Córdoba en la campaña 14-15-, parece haber encontrado el rumbo que ahora mismo pretende: estabilidad en la zona media, no pasar apuros y, si llega la oportunidad, saltar de nuevo a la máxima categoría. En un primer momento buscó el ascenso rápido y para ello se convirtió en un auténtico animador del mercado de fichajes, aunque lo cierto es que se ha visto obligado paulatinamente a reducir su presupuesto, algo que ha suplido con un gran peinado del mercado, habiéndose hecho con el servicio de jugadores que están resultando vitales en su trayectoria de esta campaña como Corpas o Rioja.

El conjunto almeriense parece haber encontrado en estos momentos la estabilidad y le separan 14 puntos del descenso, estando a solo cinco del play off. El conjunto rojiblanco lo dirige Fran Fernández, que terminó la pasada campaña al frente del equipo y que este verano ha realizado una profunda renovación en su plantilla, llegando en el mercado de invierno sólo dos jugadores: David Rocha y Demirovic.

Fran Fernández es muy poco amigo de las rotaciones. Cuando las cosas además van bien, se tocan poco y la realidad es que el Almería, de los últimos 13 partidos, incluido el del Reus, frente al que logró los puntos sin saltar al campo, sólo ha perdido uno, aunque ha firmado nueve empates.

El técnico exige a sus jugadores imprimir una gran intensidad y una exigente presión. Dispone sobre el terreno de juego un 4-2-3-1 que por momentos, y según la distancia entre los dos hombres más adelantados, puede convertirse en un 4-4-2 o un 4-4-1-1.

El meta titular es René. Por delante de él, una línea de cuatro en la que Romera es fijo en el lateral derecho, habiendo irrumpido en la izquierda el canterano Iván Martos, que ha desplazado a Andoni López al banquillo. Son laterales muy serios en defensa y que tratan continuamente de sorprender en ataque, llegando bien a línea de fondo y colocando buenos centros. En la parcela central, Owona, al que recupera después de cumplir un partido de sanción, y Juan Ibiza, se alternan con Saveljich jugador que es que ordena y manda en la defensa.

Por delante de la defensa coloca Fran Fernández un doble pivote en el que se complementan Eteki, un todoterreno que trata de imponerse a los creadores de juego rival. Y a su lado suele jugar César de la Hoz, también un jugador muy trabajador, pero que ordena y dirige el juego. El ex blanquiverde Sergio Aguza siempre está atento para una contingencia. Y en los costados, dos descubrimientos almerienses esta campaña que se han convertido en piezas básicas del equipo, como son Corpas y Rioja, jugadores de banda, muy verticales, rápidos, hábiles y con buena llegada que, además, siempre tratan de prestar su ayuda a los laterales.

Arriba, Juan Carlos Real, un jugador con gran visión de juego y buena pegada, juega por detrás de Álvaro Giménez, jugador más batallador. A la espera, Narváez, Chema Núñez o los recién llegados David Rocha y Demirovic.