Juan Marrero en un encuentro del Córdoba B.

El Córdoba B, que ya parece haber cogido de nuevo la regularidad en casa, en la Ciudad Deportiva, después de imponerse consecutivamente al Sevilla C y al San Roque de Lepe, pretende lograrla igualmente fuera de casa,donde no logra e triunfo desde el pasado mes de noviembre en su visita al Coria. Esta jornada, la vigesimoctava, visita a un Arcos que busca abrir aún más brecha con el descenso del que ahora mismo le separan tres puntos. El técnico es consciente que la única forma de revertir la situación fuera de casa es logrando los tres puntos.

El técnico pasó revista a las bajas que tiene esta semana, que se unirán al sancionado Miguel Ángel, al que aún le queda por cumplir este encuentro de los cuatro con los que fue sancionado

El técnico cordobesista habló de las características del Arcos, un equipo “solido y bastante intenso en la presión tras pérdida”.