Sandoval observa el partido en la banda del municipal de Marbella. Foto: CCF.

Segundo partido para Sandoval y segundo triunfo. El técnico analizó el partido y reconoció que “a nadie le amarga un dulce. Me ha gustado mucho. Hemos terminado con 90 minutos muchos jugadores. Esa carga física de trabajo a estas alturas es importante para ver el test de cara al primer partido de liga y yo sigo sumando cosas positivas de este equipo. Creo que tenemos cosas que mejorar, seguro, pero este equipo ha empezado de menos a más el partido, ha ido cogiendo sitio y han vuelto a brillar siempre jugadas y asociaciones dentro del terreno de juego. La solidaridad del equipo es lo que más me gusta, el compromiso, ha sabido competir muy bien incluso con uno más, porque te puedes dejar llevar y creo que todo el partido hemos estado de 10”.

No le sorprendió al técnico la actuación de jugadores como Andrés o Sebas Moyano “no esperábamos nada mal de ellos. Todo lo contrario, creemos mucho en ellos. Son un patrimonio del club que creo que tenemos que saber valorar y arroparles con toda la gente del club, los veteranos y la gente que lleva más tiempo aquí yo creo que para ellos es mucho más fácil. La labor es dejarlos que se equivoquen. Hoy he estado hablando con Sebas, que estaba a disgusto porque el otro día no le salió un partido muy allá y hoy se han encontrado muy cómodo muy libre y es lo que tienen estos jugadores, que tienen talento pero al final, si les dejas que se equivoquen, te van a dar más que si les estás persiguiendo continuamente”.

Reconoció Sandoval que había pedido al árbitro que dejara al Marbella jugar el segundo tiempo con once jugadores después de la expulsión del jugador local José Cruz “creo que estos partidos son para entrenar y he ido al vestuario y se lo he dicho al árbitro, pero no ha accedido a ello por el reglamento, pero para nosotros era importante enfrentarnos contra once para ver cosas que queremos trabajar”.

El técnico reconoció que no quiso forzar a los jugadores debido a la carga física que están soportando “habíamos comunicado a los jugadores que íbamos a hacer dos equipos y que algunos, al no tener jugadores suficientes para hacer nuestro sistema de juego, tendrían que repartir minutos como Quintanilla o Jesús Valentín, que mañana tendrán que volver a jugar. Al final, ¿arriesgar para que?. Mañana es otra carga de trabajo y si hacemos sobreentrenamientos a los jugadores, lo único que vamos a hacer es que tengan molestias musculares. Yo lo único que pido es que lleguen a la última semana al 100% para poder disponer de ellos. Somos pocos y esto es como los 300, vamos todos para adelante”.